Por: Alexánder Sánchez.   25 agosto
Tim Burton nació en California el 25 de agosto de 1958. AFP

Ni el tierno Dumbo y sus fantásticas orejas voladoras, podrán salvarse de Tim Burton y su característico halo oscuro.

El próximo año el elefante de Disney llegará a las salas de cine en live action, mostrando un lado de su trompa que solo un cineasta como Burton podría encontrarle.

No es casualidad, ni mucho menos sorpresa. Hoy sábado Burton cumple 60 años de edad sin abandonar nunca su capacidad de crear mundos singularmente estremecedores, repletos de almas angustiadas y escenarios lúgubres.

Siempre en contra vía de Hollywood. El amante de lo oscuro y de los personajes inadaptados ha caminado por sendas nada comunes para el resto de los directores norteamericanos.

Es tal su franca y provocativa rebeldía, que un diario europeo reseñó alguna vez: “Si hay un director que el cine americano no merece, es Tim Burton, un personaje tan extraño y oscuro como genial y creativo”.

Desde su debut con el cortometraje Vincent (1982), los muñecos de ojos grandes y de lúgubres figuras salieron a relucir como premonición de su singular carrera. Desde aquel momento, la oscuridad, la desesperación y el miedo reinarían en su cinematografía.

El stop motion es una de las técnicas de animación preferidas del cineasta. La foto corresponde a la producción de la película Frankenweenie (2012). aLeah Gallo, Disney Enterprises (Photo: Leah Gallo, Disney Enterprises)

Transcurrió el tiempo y Burton delineó su espacio, transformó historias y selló pasaportes para viajar hacia el mundo que él inventó.

A sus 27 años, Burton se lanzó a la gran dirección con la película La gran aventura de Pee Wee (1985), en la cual mezcló perfectamente el diseño sofisticado con su desbordante imaginación.

Desde allí, cintas como Batman (1989) y Batman Returns (1992), El planeta de los simios (2001), Charlie y la fábrica de chocolate (2005) y Sweeney Todd: El barbero demoníaco de la calle Fleet (2007), se vieron alumbradas, o mejor dicho, “oscurecidas” con su estilo.

Incluso hace unos ochos años y luego de un extenso recorrido de cuentos “extraños”, Burton se unió a la nueva moda digital en 3D, que explotó en el 2010 con su esperada versión de Alicia en el país de las maravillas.

Y es que Burton nunca se quedó atrás si de materia de tecnología e innovación se trata; lo que sí no ha variado –y esperamos que nunca varíe– es su particular y sorpresiva esencia.

Niño ‘raro’.

Timothy William Burton nació en California el 25 de agosto de 1958. Cuando era niño fue catalogado de inadaptado social debido a su afición por las películas de terror y de bajo presupuesto. Es decir, su estilo sombrío y rebelde era casi una cosa innata. El creció y pensó diferente.

Él lo ha dicho reiteradamente, la admiración por las películas de monstruos y vampiros curtieron desde muy chico y para siempre su mente creativa.

“Mis padres ya sabían que no era un chico normal. Veía todos los títulos de terror y jamás me asustaba. Para mí era algo corriente ese universo”, dijo Burton en una entrevista con el diario La Razón, de España.

Su primer cortometraje animado aficionado, The Island of Doctor Agor, lo hizo a sus 13 años y fueron sus primeros trabajos los que le llevaron a ser contratado por el emporio Disney.

Fue en ese mismo período que comenzó a escribir y dibujar el poema ilustrado The Nightmare Before Christmas, mismo que daría lugar a la dirección de una película homónima.

Fotograma de El Cadáver de la novia, una de las películas más aclamadas de Tim Burton.

Tras la conclusión de los cortos Vincent y Frankenweenie, en 1985, su carrera cinematográfica ya suma 22 cintas como director y 14 como productor. Además, ha trabajado en cinco series televisivas tales como Alfred Hitchcock Presenta e Historias Asombrosas.

A la fecha ha escrito seis de sus obras cinematográficas, tales como el Cadáver de la novia. Incluso ha producido dos videos musicales para el grupo The Killers, Bones y Here with Me.

Entre compinches.

Particular atención merece su tendencia a rodearse de figuras actorales reiterativas en sus producciones, tal como si fueran una familia muy unida.

Nombres como Michael Keaton son parte de su predilecta logia artística.

Con Keaton rodó tres megaproyectos: la comedia Beetlejuice, que obtuvo Óscar al mejor maquillaje; Batman (1989), uno de los mayores éxitos de la historia de las películas de superhéroes, y Batman Returns (1992).

Sin embargo sus predilectos siempre fueron Johnny Depp, con quien ha trabajado en ocho ocasiones desde Edward Scissorhands (1990), y Helena Bonham Carter, su exesposa, con quien ha hecho yunta en ocho oportunidades desde el Planeta de los simios (2001).

A nivel artístico ambas figuras no se han separado de Burton e incluso lo han flanqueado fuerte en la última década. Las dos películas de Alicia en el país de la maravillas, por ejemplo, contaron con Depp y Boham Carter como protagonistas.

En Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet, Johnny Depp y Helena Bonham Carter comparten en el plató.

No han aparecido en más ocasiones por la simple razón de que en sus últimos proyectos los personajes no calzan con los perfiles de los actores. Frankenweenie (2012) fue una animación digital, Big Eyes (2014) exigía una actriz con facciones suaves como Amy Adams, mientras que en El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares (2014) el acento debía estar puesto en los más chicos del plató.

Ahora viene Dumbo, en marzo del 2019. Una película en la que decidió volver a echar mano de su amigo Keaton y que, dicho sea de paso, es una producción que se perfila muy bien. Tanto, que muchos expertos y fans del artista cifran sus esperanzas para lograr un Óscar negado.

Con el Cadáver de la novia, en el 2006, y Frankenweenie, en el 2013, Burton ya estuvo cerca de alzar la estatuilla en la rama de mejor animación. Pero, no fue.

Ahora que la Academia podría premiar a la cinta más popular del año, ver a un sexagenario Burton celebrando en el escenario del Dolby Theatre es la nueva fantasía del público.

Ya lo veremos.

Ver más!

Sin embargo, lo principal, será apreciar al Dumbo de nuestra infancia trastocado por el genio de Burton. Luego, impacientes, contar las horas para descubrir cuál será la próxima invención del cineasta.

Es una suerte. A sus 60 años, la carrera de Burton da la impresión que apenas amanece.

Hitos de su carrera

Algunos filmes que dejan claro porque el cineasta se sale de lo común.

1982, VINCENT

Bajo la tutela de Disney, Burton se estrena como director con este cortometraje.

Ver más!

1985, LA GRAN AVENTURA DE PEE WEE

Comedia familiar que significó el debut de Burton en materia de largometrajes.

Ver más!

1988, BEETLEJUICE

Se luce Burton con su estilo tétrico y desalmado. La cinta fue un éxito en su época.

Ver más!

1989, BATMAN

El primer filme de Batman llevado al cine, lo hizo bajo la dirección de Burton.

Ver más!

1994, ED WOOD

Según Rotten Tomatoes, con un 92%, esta es la cinta mejor calificada de Tim Burton.

Ver más!

2005, EL CADAVER DE LA NOVIA

Consigue su primera nominación al Óscar por esta cinta animada, en stop motion.

Ver más!

2007, SWEENEY TODD

Cinta con la que Burton gana el Globo de Oro a mejor película de comedia.

Ver más!

2010, ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

El primer live action de Burton, basado en un cuento o historia animada.

Ver más!

2012, FRANKENWEENIE

Con este filme de animación, Burton logra su segunda nominación al Óscar

Ver más!

2016, Miss Peregrine y el hogar para niños peculiares

Antes de Dumbo, este drama es el largometraje más reciente de Tim Burton.

Ver más!