Alexánder Sánchez. 19 abril
Para la realización del cortometraje, Eric Garro solicitó ayuda a la también costarricense Christiana Figueres, líder mundial contra el calentamiento global.
Para la realización del cortometraje, Eric Garro solicitó ayuda a la también costarricense Christiana Figueres, líder mundial contra el calentamiento global.

Solo por ser mujer, la estadounidense Eunice Newton Foote fue ninguneada por la comunidad científica y sus investigaciones puestas en la nevera de la indiferencia.

Era 1856 cuando Newton, tras analizar el impacto de los gases del efecto invernadero sobre el ambiente, evidenció el dramático problema del cambio climático.

Sus investigaciones eran claras, rigurosas y comparables, pero había un problema: Newton no era hombre y su trabajo no podía ser tomado en serio por la sociedad científica de su época.

Una breve reseña de su vida la filmará Eric Garro, un cineasta costarricense que vive en Inglaterra y estudia una maestría en dirección de cine en Goldsmith, Universidad de Londres.

Eric Garro realizando pruebas de luces para el cortometraje Eunice, pues requiere un tratamiento especial por ubicarse en 1856.
Eric Garro realizando pruebas de luces para el cortometraje Eunice, pues requiere un tratamiento especial por ubicarse en 1856.

De hecho el cortometraje, que se titula Global Warning, es la tesis de maestría de Garro y si todo sale bien está a punto de echar a andar. La inspiración para realizarlo la dejó plasmada, sentidamente, en la justificación de la cinta.

"En 1856, una mente brillante fue ignorada por ser mujer. En 1856 le dimos la espalda al cambio climático. Hoy, 162 años después, seguimos discriminando a las personas por su género o nacionalidad y políticos con poder siguen negando que el cambio climático existe", escribió Garro en la justificación del proyecto.

"Nos consideramos la especie más inteligente de la Tierra, pero hemos tropezado con la misma piedra por más de un siglo", expresó el tico.

Global Warning contará como Eunice, con tal de dar a conocer su revelador estudio, cede los derechos de su investigación a un hombre: el científico Joseph Henry, que un principio se había negado a conocer el descubrimiento.

Joseph, finalmente, presenta la investigación en su lugar. Ella no tiene parte en los créditos.

Un tico, un compromiso social

Para Garro, quien fue estudiante de la Escuela de Comunicación Colectiva (UCR) y es graduado de la Universidad Véritas, Costa Rica tiene todo para ser potencia mundial en materia de cambio climático. Por eso le incomoda que "lo demos todo por sentado y asumamos que esto no nos va a afectar".

Impulsado por esa preocupación, Garro se lanzó con todo para materializar Global Warning, logrando en el camino el apoyo de figuras como la activista costarricense Christiana Figueres e instituciones como la Universidad de Londres y la Embajada de Costa Rica en la capital inglesa.

De esta forma el 9 de mayo, con actores británicos en su totalidad, comenzará la filmación de la película. Según Garro quedaría lista en julio. Primero tendría un recorrido por festivales internacionales y luego se estrenaría, comercialmente, en el 2019.

Para el cineasta, no hay dudas que filmar Global Warning es un compromiso con su profesión y la sociedad entera. Él sabe que el calentamiento global es un problema que todo el mundo patea como una bola, pero guarda la esperanza en las nuevas generaciones y en el trabajo que puedan hacer al respecto.

"Las cosas están cambiando. La sociedad está hablando, actuando y denunciando", expresó el tico.

"Como una nueva generación de cineastas y contadores de historias, es nuestro deber apoyar estas acciones y estos cambios. El cine es una herramienta muy poderosa. Puede cambiar el mundo. Sino hacemos nada, estaremos cometiendo el mismo error que la comunidad científica cometió en 1856", finalizó.

El cortometraje Global Warning se ubica en 1856. Este es un boceto del vestuario que se utilizaría en la película.
El cortometraje Global Warning se ubica en 1856. Este es un boceto del vestuario que se utilizaría en la película.

Global Warning, cortometraje que tendrá una duración de 10 minutos, es producida por el francés Paul Banchilon y el italiano Matteo Marcolini.

La idea es que el cortometraje sirva como base promocional para un futuro largometraje. La meta es que posibles inversores, al ver la producción, se enganchen con la propuesta y apuesten por un proyecto mayor.

En este momento, por medio de una campaña de crowdfunding, la producción de la película se encuentra buscando apoyo económico para su realización. Si usted desea apoyar el corto puede hacerlo en el sitio kickstarter.com.