El Mercurio/GDA/Chile. 16 octubre, 2018
Delta Goodrem es australiana, al igual que Olivia Newton John. Las vueltas de la vida fueron haciendo que ambas actrices coincidieran hasta que Goodrem fue elegida para encarnar a Newton John. Foto FB Lifetime
Delta Goodrem es australiana, al igual que Olivia Newton John. Las vueltas de la vida fueron haciendo que ambas actrices coincidieran hasta que Goodrem fue elegida para encarnar a Newton John. Foto FB Lifetime

Cuando Delta Goodrem firmó contrato con el sello Sony Music a los 15 años, le preguntaron como qué artista le gustaría ser de adulta. Su respuesta fue Olivia Newton-John.

Ahora, a los 33, la actriz y cantante ha cumplido en cierta forma ese sueño, pues se convirtió en la protagonista del telefilme biográfico que relata la vida de la célebre estrella de Grease, la icónica película que justo cumplió cuatro décadas este 2018.

“Para mí fue un honor interpretar a mi ídola desde la infancia”, afirmó Goodrem, en entrevista telefónica desde Sydney, con el diario chileno El Mercurio. Al igual que Newton-John, ella es australiana y ha diversificado su carrera entre el canto y la actuación. “Yo crecí admirándola, no solo por su música, sino por todo lo que ella representa”.

Ambas actrices, @ Olivia y Delta, departieron en incontables ocasiones durante la preparación de la película. Desde entonces, como lo aseguran ambas en entrevistas, se convirtieron en grandes amigas. Foto: FB/Delta Goodrem
Ambas actrices, @ Olivia y Delta, departieron en incontables ocasiones durante la preparación de la película. Desde entonces, como lo aseguran ambas en entrevistas, se convirtieron en grandes amigas. Foto: FB/Delta Goodrem
Olivia solo hay una

Agrega que aunque le gustó aprender algunos de los gestos y actitudes de la verdadera Olivia, su objetivo no era hacer una imitación. “Solo hay una Olivia Newton-John. Quise llegar al corazón de lo que es ella a través del guion, mostrar su esencia, y que la audiencia entendiera quién es ella y los diferentes desafíos que ha enfrentado”.

Olivia: La historia de mi vida se estrena en Latinoamérica a través del canal Lifetime este miércoles 17. En Costa Rica, pasará a las 9 p. m.

La cinta, que en Australia se emitió como una miniserie de dos partes, aborda la infancia de la artista, su impacto en distintas eras y géneros musicales desde los años 60, y la realización de algunos de sus clásicos en el cine, incluyendo Grease.

También involucra momentos complicados como el fracaso de su primer matrimonio, la desaparición de su novio Patrick McDermott –que supuestamente estaría vivo y viviendo en México– y su batalla contra el cáncer, el que hace poco anunció había aparecido por tercera vez. Goodrem, una estrella muy exitosa en su país, también es una sobreviviente de cáncer y representar esas escenas en el filme fue intenso. “Pude sacar de mi propia experiencia y de la conexión con Olivia y la fuerza que ella me dio cuando lo tuve”, cuenta. Goodrem de hecho tiene una estrecha amistad con Newton-John, quien ha sido su mentora desde sus inicios de adolescente en la música, aunque se conocen de antes.

Exactamente 40 años han pasado desde el estreno de Grease (Vaselina). Foto: Archivo
Exactamente 40 años han pasado desde el estreno de Grease (Vaselina). Foto: Archivo
Un sueño de niña

“La vi por primera vez cuando yo tenía 7 años y estaba en Nueva York con mi mamá, que me llevaba al teatro por primera vez”, recuerda. Estaban en una cafetería cuando de pronto entró Newton-John. “Olivia escuchó mi acento australiano y se acercó a nosotros, y me pidió que le contara sobre mí”.

Aunque Newton-John admitió sentirse “horrorizada” de que se hiciera una cinta sobre su vida, le dio su bendición a Goodrem para interpretarla en la pantalla. “Estuvo conmigo en todo momento”, comenta Goodrem.

Las cantantes incluso grabaron una versión de Love is a Gift para la banda sonora del filme. “Le pedí esa canción porque crecí cantándola y me encanta el mensaje que tiene”, explica. Ella interpreta todas las canciones que aparecen en la película, lo que califica como “parte del sueño” de embarcarse en el proyecto. “Creo que es muy importante tener respeto por la cualidad eterna que tienen, no quise cambiarlas ni hacerlas demasiado diferentes, porque fueron esos clásicos de los que me enamoré de niña”, aclara.

La historia de mi vida es una mirada positiva y elogiosa de la figura de Newton-John, sin ahondar en aspectos oscuros o negativos de su personalidad. Esto, en todo caso, refleja la experiencia personal de Goodrem con ella. “Olivia es una persona muy auténtica. Quien es frente a la cámara es exactamente quien es en la vida real, y consistentemente ha tocado el corazón de la gente a lo largo de toda su carrera. Es un modelo a seguir increíble y espero que las nuevas generaciones así lo descubran”, plantea. ¿Qué ha aprendido de Newton-John? “Mucho. ¿Dónde empezar? Es la forma en la que ella recibe todo, con tanta gentileza, y lo generosa que es con la gente. Es una guerrera y me ha enseñado a sobreponerme en todo momento”.