Jorge Arturo Mora. 14 enero
Esta escena de 'Say Anything' ha sido homenajeada en múltiples ocasiones. Foto: Gracie Films.
Esta escena de 'Say Anything' ha sido homenajeada en múltiples ocasiones. Foto: Gracie Films.

Nunca dejaremos ir a los ochenta. La textura de una época que dejó un testamento fílmico tan sabroso obliga a que sus filmes sean recuperados cada vez que se pueda.

Este miércoles, Sala Garbo tendrá en la tarde y noche dos filmes sobre esa época que merecen su visionado.

El primero, que será proyectado a las 5:20 p. m., es Say Anything, traducida como Digan lo que quieran. Este filme romántico de 1989 fue escrito por Cameron Crowe y se convirtió, de hecho, en su debut directorial.

La película presenta la historia de Lloyd Dobler, un hombre esperanzado en enamorar a Diane Court, una muchacha que todos miran como inalcanzable. La sorpresa es que Diane le responde con sentimientos la intención a Lloyd, lo cual sorprende a todo el instituto. El problema es cuando el posesivo padre de Diane no aprueba la relación.

En el 2002, Entertainment Weekly etiquetó al filme como la mejor película moderna de romance, y también fue elegida como la undécima mejor cinta que retrata las vicisitudes de la vida colegial.

Los Angeles Times reseñó muy positivamente la cinta en su momento. “Una película con calidez, perspicacia, humor y originalidad sorprendente... No es perfecta, pero cuando es buena, que es cada momento que John Cusack está en la pantalla, es una alegría tremenda”.

A las 7:30 p. m. será el turno de They Live, conocida en Latinoamérica como Sobreviven. Este es un filme de ciencia ficción de 1988, escrito y dirigido por el mítico John Carpenter, quien, curiosamente, escribió el texto bajo el pseudónimo de Frank Armitage.

Los rostros de 'They Live' son inolvidables. John Carpenter insistió en un diseño que fuera terrorífico. Foto: Universal Pictures
Los rostros de 'They Live' son inolvidables. John Carpenter insistió en un diseño que fuera terrorífico. Foto: Universal Pictures

En la película, un trabajador encuentra por casualidad unos lentes que esconden unas características especiales. Quien se los pone, puede ver el aspecto auténtico de las personas de su entorno, por lo que así descubre cuáles personas relevantes de la esfera política son alienígenas. Este descubrimiento hará que se sumerja en una investigación sobre mensajes subliminales que plantan los extraterrestes para conquistar la raza humana.

La cinta, que es aclamada por su utilización de humor negro, está basada en un relato de 1963 de Ray Nelson titulado Eight O’Clock in the Morning.

Además, el largometraje ha obtenido carácter de culto, pues tiene un comentario social. La historia retratada es una metáfora sobre los miedos de una sociedad ante una posible recesión económica.

“Una dirección directa y eficaz que nunca se da por sí misma a adornos innecesarios. La película no ha perdido ni un poco de la frescura que ya tenía hace tres décadas”, escribió Sergio Benítez en el portal Espinof.

La entrada para ambas proyecciones cuesta ¢2.000. Sala Garbo se ubica en avenida 2, en San José.