Carlos Soto Campos. 15 marzo
Para el 2020, la guerra contra la inteligencia artificial de Skynet y los Terminators estaría en lo más y mejor. De la que nos salvamos. Captura de pantalla
Para el 2020, la guerra contra la inteligencia artificial de Skynet y los Terminators estaría en lo más y mejor. De la que nos salvamos. Captura de pantalla

Bienvenidos al 2020. Léalo de nuevo: estamos en marzo del 2020 una fecha que tantísimas películas y series se imaginaron como El Futuro, así en mayúsculas. Si levanta la mirada notará que no hay carros voladores, no hablamos por hologramas y que, por el momento, la guerra de Skynet contra los humanos –por dicha– no ha iniciado.

No hace mucho que nos referíamos al 2020 como algo lejano. 2020 está a 40 años de los años 80 (una distancia ofensiva para muchos). En los 80 y las décadas siguientes, las películas, series y hasta videojuegos futuristas pulularon y nos dieron una pincelada de lo que sería el futuro en el que vivimos hoy.

En el 2020, por ejemplo, la guerra de Terminator estaba en lo más y mejor, a 9 años de finalizar. Fue en el 2029 (hacia el final de esta década) cuando Skynet envió un robot Terminator a 1984 para tratar de eliminar a Sarah Connor.

En la película Days of Future Past, 2020 es un año crítico en que los mutantes de X-Men deben permanecer escondidos y solo pocos de ellos se mantienen con vida, esto después de que Richard Nixon iniciara el programa de los centinelas para perseguir y matar a cualquier mutante.

En 'Volver al Futuro' tenían una visión muy optimista de nuestro presente: patinetas voladoras y tenis que se amarraban solas. Captura de pantalla
En 'Volver al Futuro' tenían una visión muy optimista de nuestro presente: patinetas voladoras y tenis que se amarraban solas. Captura de pantalla

Y cómo olvidar que Marty McFly, protagonista de Volver a futuro visita el 2015, en donde se topa nada menos que con una patineta que flota y una tenis Nike cuyos cordones se amarran solos.

Se vale decir: ‘yo me acuerdo cuando el 2020 se veía muy muy lejano…’. ¿Se puede sentir nostalgia por el futuro?

Repasemos algunos de los eventos más importantes en el cine y la televisión en los que nos contaron lo que pasaría en el 2020. Juntas, estas producciones nos ofrecen una buena maratón para recordar lo que pudimos ser.

Todo salió mal

“Hola Emma, es el año 2020, ¿sigues disfrutando de tu siesta?”, preguntó Chandler de la serie Friends a su sobrina, la hija de Ross y Rachel. Ross trataba de guardar en una cápsula del tiempo lo que pasaba en el cumpleaños #1 de su hija, para que esta lo disfrutara cuando cumpliera 18. Este episodio, llamado The One with the Cake, fue estrenado en el 2003.

Esta situación golpeó justo en la nostalgia a muchos. “¿Se acuerdan cuando el 2020 sonaba lejano?”, es un comentario que se repitió cientos de ocasiones en internet con distintas variables.

De la misma forma, la serie How I Met your Mother se basa en cómo Ted le cuenta a su hijo e hija cómo fue que conoció a su progenitora en el 2030. Es decir, en este momento los hijos de Ted son apenas infantes que están dando sus primeros pasos en el kinder.

Hablando de niños, el primer episodio de Rugrats, la fábula que seguía las aventuras de Tommy Pickles, Carlitos, los Gemelos Philly y Lily y Angélica, muestra a Tommy celebrando su primer cumpleaños. Este cumpleaños se celebró con el estreno de la serie en 1991, lo que indica que en este momento los niños están a punto de cumplir 30 años.

Algo así se verían en el 2020 Harry Potter y sus amigos. Captura de pantalla
Algo así se verían en el 2020 Harry Potter y sus amigos. Captura de pantalla

Otros que celebran una nueva década de vida son Harry, Hermione y Ron, personajes principales de la saga Harry Potter, que, al igual que la gente nacida en 1980, soplarán este año 40 candelitas.

De hecho, los eventos de la obra de teatro Harry Potter and the Cursed Child ocurren en el 2020.

La mayoría de las películas de ciencia ficción nos muestra cómo se viviría en una distopía, es decir, en un mundo imaginario en el que todo salió mal y la humanidad está al borde del colapso.

En el caso de las películas de La Purga, esta inicia en el 2017, por lo que este 2020, en mayo se “celebraría” la tercera noche de purga, un pase anual para cometer cualquier tipo de crimen por 12 horas.

En la franquicia 'La purga', Estados Unidos decide que una vez al año todo el crimen es permitido durante una noche. 'La primera purga', en la imagen, ocurriría en esta década. Foto: Universal Pictures/Archivo
En la franquicia 'La purga', Estados Unidos decide que una vez al año todo el crimen es permitido durante una noche. 'La primera purga', en la imagen, ocurriría en esta década. Foto: Universal Pictures/Archivo

Los videojuegos ochenteros Tom Clancy’s Endwar y Raid 2020 también se imaginan un mundo destruido. El primero por una guerra por petróleo y otro en el que las drogas llevaron al mundo a su colapso.

También las películas Edge of Tomorrow (2014) y Reign of Fire (2012) se imaginan el colapso de la humanidad en medio de guerras, siendo Reign of Fire la más creativa en ese sentido: taladrar la tierra en busca de metales y energía llevó a que a los dragones, la especie perdida, se levantara en contra de los humanos.

Tecnología

Quizá lo más extraño de ver nuestro presente con los ojos del pasado es entender que mucha tecnología “prometida” en la películas no nos acompaña, el mejor ejemplo siendo los autos voladores.

La película Blade Runner tiene a “Spinner” una patrulla policial voladora en la que Harrison Ford se sienta a comer tranquilo un poco de fideos asiáticos futuristas. Los eventos de la película ocurren en Los Ángeles entre 2019 y 2020.

Ford, o más bien, el policía Rick Deckard, se ve poco sorprendido por el ascenso de la patrulla unos 100 metros en el aire, pero la música (hecha por Vangelis) le da un sentimiento de logro a ese vuelo.

The Dark Knight Rises ocurre en el 2017, donde Batman ya vuela tranquilamente en su propio vehículo de calle y aire llamado simplemente “The Bat”. Queda claro que esa tecnología (así como toda la que pudiera tener Tony Stark) está reservada para los billonarios.

Distintos estudiosos de la aeronáutica explicaron que The Bat de Batman no tenía las capacidades físicas para volar en el mundo real. Eso poco le importó al caballero de la noche. Captura de pantalla
Distintos estudiosos de la aeronáutica explicaron que The Bat de Batman no tenía las capacidades físicas para volar en el mundo real. Eso poco le importó al caballero de la noche. Captura de pantalla

La película Yo, robot, protagonizada por Will Smith, pintaba un 2039 en el que la llegada de los robots para el servicio era inminente. Aunque no los vemos caminando por la calle los robots sí están aquí.

De hecho, en muchos laboratorios de Japón o en Boston, Estados Unidos, hay unidades enteras dedicadas al estudio de los robots y a su uso militar o de servicios. ¿Por qué no los vemos en la calle? Pues sabido es en la comunidad científica que mucha tecnología no tiene uso diario porque aunque a los seres humanos nos encante ver robots y autos voladores en pantalla, nos horrorizaríamos de ver algunas de estas tecnologías en la calle.

Filmes como Mission to Mars (2000) y Stranded (2001) se imaginaron que para el 2020 los humanos ya caminarían en Marte. Aunque algunas sondas se han acercado, tal parece que debemos esperar un poco más para eso.

El futuro

Hablemos ahora del futuro, pero no el de hoy, sino el que viene. Los acontecimientos de Avengers: Endgame película en la que los Iron Man y otros superhéroes logran desarmar el plan de Thanos de eliminar a la mitad de la población humana, ocurren en el 2023. Es decir, para este momento ya deberíamos tener todo tipo de hologramas y trajes voladores.

Cintas como 'Yo, robot' nos hacen pensar que quizá es mejor que no vivamos entre androides y autos voladores. Captura de pantalla
Cintas como 'Yo, robot' nos hacen pensar que quizá es mejor que no vivamos entre androides y autos voladores. Captura de pantalla

Para el 2060 se desarrollarán los hechos de Mad Max Fury Road, en la que el agua escasea en el mundo y la sociedad entera está volcada al uso de combustibles. La película es la mejor alerta de que las cosas deben cambiar pronto si queremos conservar el planeta como lo conocemos.

En el 2050 el régimen de Gilead, en the Handmaid’s Tale llegará a su fin (y para este punto ya llevaríamos unos 20 años en él). Tan solo un año antes, en el 2049, se desarrollan los hechos de la última película de Blade Runner, año en el que –esperamos– finalmente podamos conocer los autos voladores.