Un relato sobre la tragedia femenina, eso es La piedra paciente (2012). En Afganistán, una dama confiesa los abusos de una sociedad que la excluye y la somete a la sumisión

Por: Alexánder Sánchez 7 marzo, 2014

El sufrimiento de las mujeres afganas y su lucha contra el flagelo de las guerrillas es fotografiada con finura en La piedra paciente (2012), cinta que se estrenó ayer en los cines ticos.

Este largometraje, que representó a Afganistán en la carrera por los premios Óscar, relata la historia de una bella y sufrida mujer. Ella tiene “que quedarse en casa a cuidar a su marido, herido en una pelea y en estado de vegetal”, cuenta la sinopsis.

Al cuidado de sus dos hijas, el peso social de su país encima y un esposo muerto en vida, hace que la mujer busque un escape y rompa el silencio que la acompaña.

Interpretada por la activista Golshifteh Farahani –actriz nominada al premio César por su papel en el filme–, esbozará una desgarradora confesión en la que hablará “de su infancia, su sufrimiento, sus frustraciones, su soledad, sus sueños, sus deseos”, agrega el argumento.

En la cinta La piedra paciente , una mujer recuerda lo difícil que es ser mujer en el Oriente Medio. Romaly para LN
En la cinta La piedra paciente , una mujer recuerda lo difícil que es ser mujer en el Oriente Medio. Romaly para LN

La protagonista, cuyo nombre no es mencionado dentro de la trama , hará todo eso frente al marido enfermo.

“La idea central del libro es el mito de la Syngue Sabour , la piedra de la paciencia, la piedra sobre la que se pueden arrojar las desgracias, las quejas, los secretos hasta que esté tan llena que se rompa”, dicen las notas de producción de la película.

“En esta historia la piedra es el marido. La mujer, para traerlo de vuelta a la vida, tiene que rezar desde la mañana hasta la noche durante 99 días. Pero la oración se convierte pronto en una confesión”, agregaron los apuntes oficiales.

La piedra paciente es la adaptación de una novela del escritor afgano Atiq Rahimi, quien además es el guionista y director del filme.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

“La cinta es una denuncia a los esquemas que tiene la mujer en la sociedad islámica y el sometimiento de género. Eso es algo que se agudiza según la región o en el país donde se de”, dijo Luis Carcheri, de la distribuidora de cine Romaly.

“Además, la cinta cobra sentido también en Occidente, donde de alguna u otra forma también se refleja algún tipo de discriminación social. Por eso la cinta invita al análisis”, finalizó Carcheri.

Etiquetado como: