Por: Priscilla Gómez.   12 junio
Jean Claude ha sido acusado de acoso sexual por varias mujeres, que sostienen que lo hacía aprovechando su influencia y notoriedad en la vida cultural sueca.

Esposo de la poetisa y ensayista sueca Katarina Frostenson, y miembro de la Academia Sueca hasta su renuncia el 12 de abril de 2018, Jean Claude Arnault, de 71 años, está acusado de haber violado a una mujer en Estocolmo en dos ocasiones en 2011.

Arnault niega las acusaciones, pero la fiscalía afirma disponer de elementos suficientes.

“Los elementos de prueba en este expediente son sólidos y suficientes para una inculpación”, lo que llevará a un juicio, dijo a la AFP la fiscal Christina Voigt, que evocó testimonios indirectos que corroboran las declaraciones de la víctima.

La fecha del juicio no fue fijada.

Según el acta consultada por AFP, Arnault obligó a su denunciante, sumida en un estado “de miedo intenso”, a tener una relación oral y vaginal en un departamento de Estocolmo el 5 de octubre de 2011, y de violarla nuevamente la noche del 2 de diciembre cuando dormía.

Jean Claude ha sido acusado de acoso sexual por varias mujeres, que sostienen que lo hacía aprovechando su influencia y notoriedad en la vida cultural sueca.

En noviembre de 2017, en plena campaña #MeToo, el diario sueco Dagens Nyheter publicó un informe en el cual 18 mujeres afirmaban haber sufrido violencias o acoso sexual por parte de Arnault.

La fiscalía abrió una investigación por esas denuncias. A mediados de marzo había anunciado que una parte de las investigaciones por violación y agresiones cometidas en 2013 y 2015 fueron archivadas por prescripción o falta de pruebas.

La abogada de la víctima envió un correo electrónico a la AFP diciendo que su clienta estaba “aliviada y satisfecha” por el hecho de que su presunto agresor va a ser juzgado.

“Mi clienta fue profundamente afectada por eso hechos, fue ofendida y humillada de una forma grave”, escribe la abogada Elisabeth Massi Fritz.

Por su parte, el abogado de Arnault, Björn Hurtig, contactado por la AFP no hizo por el momento ningún comentario.

El diario Dagens Nyheter espera que el juicio levante el velo sobre la “cultura del silencio” que durante años protegió al acusado.

“Una parte de la academia sueca se esforzó activamente en ocultar estos hechos y en esquivar la justicia”, escribió.