Cine

Escritor Michel Houellebecq se reconcilia con el cine

‘The Kidnapping of Michel Houellebec’ finge el secuestro del autor y ganó el premio a mejor guion en Tribeca.

Nueva York, EFE. Las adaptaciones de sus novelas habían sido mediocres, su debut en la dirección no llegó a estrenarse, pero finalmente el iconoclasta escritor Michel Houellebecq ha encontrado su sitio en el cine con un falso documental que ha sido premiado en el Festival de Tribeca, en Nueva York.

The Kidnapping of Michel Houellebecq se une a la moda de los mockumentaries o falsos documentales y, como su título indica, finge el secuestro del ganador del premio Goncourt del 2010 y autor de libros tan celebrados como La posibilidad de una isla .

Lejos de ser un juego de espejos como el que proponía I’m Still There , con Joaquin Phoenix, este filme dirigido por Guillaume Nicloux no esconde su mentira, y más bien la aprovecha para establecer una irónica charada intelectual. El filme se convierte en un retrato velado de un escritor que quisiera desaparecer y que se ríe de su necesidad de entender en clave metafísica su privación de libertad.

Premiado. Con el premio especial del jurado y el de mejor guion, este filme supone, además de un documento privilegiado sobre la personalidad esquiva del escritor, su reconciliación con un arte con el que ha tenido una relación de amor-odio.

El intento más ambicioso de llevar sus perturbadores textos al cine había sido el de Oskar Roehler, que presentó en la Berlinale del 2006 sus Partículas elementales . Moritz Bleibtreu ganó el Oso de Plata al mejor actor por el filme, pero los seguidores de Houllebecq vieron en él una alta traición al libro.

Posteriormente, el escritor, que había dirigido un corto en los años 70 llamado Cristal de souffrance , decidió encargarse personalmente de la adaptación de La posibilidad de una isla, en el 2008.

Pocos vieron el filme, pero quienes lo hicieron piensan que el gran público no se perdió gran cosa.

Estos fracasos provocaron el temor ante el nuevo experimento cinematográfico. No obstante, The Kidnapping of Michel Houellebecq sale airosa de un ejercicio que coquetea con el esnobismo. En él, el autor se enfrenta a quienes podrían ser personajes de sus novelas, y se da una nueva oportunidad a sí mismo como persona. Entretanto, la película consigue mezclar farsa, metaliteratura y crítica a los medios de comunicación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.