Alexánder Sánchez. 30 noviembre, 2018
El cuerpo de Hanna Grace no llama a engaños. Su exorcismo fue impactante. Cortesía de Discine
El cuerpo de Hanna Grace no llama a engaños. Su exorcismo fue impactante. Cortesía de Discine

Para los forenses y sus asistentes, trabajar con muertos es casi tan cotidiano como amarrarse los zapatos. Por eso Megan Reed, esa tranquila noche, estaba tranquila.

Estaba.

En Cadáver (The Possession of Hannah Grace, 2018), cinta que se estrenó este jueves en los cines ticos, la vida laboral de Reed está a punto de volverse un infierno.

Tras recibir un cuerpo desfigurado- quemado y torcido-, Megan se apresta a hacer su trabajo. Está sola, cuando de repente comienza a experimentar espeluznantes visiones.

¿Qué sucede?...se pregunta la chica. Esto no es normal.

Rápidamente, sin darle mucha vuelta al asunto, Megan sospecha que el cadáver está poseído por uno o varios demonios.

Tiene razón, la muerta es Hannah Grace, la víctima de un exorcismo devastador. Su cuerpo no está liberado, nunca lo estuvo.

“Megan llegó a la morgue tras sufrir un episodio traumático. Básicamente huyó de eso, pues se sentía deprimida, en un hoyo”, dijo Shay Mitchell, quien encarna a Megan en la cinta.

“Ahora que sabe la verdad sobre el cuerpo desfigurado no quiere volver a huir. Decidí enfrentar las cosas”,agrega la intérprete, conocida por su trabajo en las series You y Pequeñas mentirosas.

Tras la temeraria decisión de Megan, el horror no tarde en asomarse. Con escenas impactantes -incluyendo las del exorcismo-, la película invita a la audiencia a encerrarse en la morgue y sentir en carne propia la desesperación de la protagonista.

La actriz Shay Mitchell, como Megan, es la protagonista de Cadáver. Cortesía de Discine
La actriz Shay Mitchell, como Megan, es la protagonista de Cadáver. Cortesía de Discine

Por eso, la revista española Fotogramas no duda en calificar la cinta como una producción “claustrofóbica”.

Ese detalle, sin embargo, parecen ser uno de los pocos atributos positivos de la cinta. La crítica internacional, en general, no ha visto con buenos ojos el filme.

Una película “monótona”, “poco original” y “sin personalidad”, son solos algunos de los defectos que se le achacan.

Cádaver, cinta dirigida por Diederik Van Rooijen, se exhibe en todos los cines del país.