Alexánder Sánchez.   30 agosto
Actualmente Denzel Washington tiene 63 años de edad. No pierde su rudeza y la habilidad de llevar sus películas a emocionantes extremos.

Después de todo lo que paso en El justiciero (The Equalizer, 2014), era un sueño inocente pensar que Robert McCall iba a volver a trabajar en la ferretería.

Para él, los días tranquilos, se terminaron para siempre.

El bravo exagente de la CIA –protagonizado por Denzel Washington–, está más herido que nunca, por lo que batir criminales por su cuenta y fuera del radar del gobierno se le ha vuelto un vicio peligroso.

Ya no es el ermitaño de antes, ahora es “un hombre más conectado con el mundo” asegura Antoine Fuqua, director de la cinta.

En El justiciero 2, película que se estrena este jueves 30 de agosto en los cines ticos, McCall simplemente decide seguir siendo piedra en el zapato para delincuentes, secuestradores o cualquier tipo de odioso extorsionador.

En sus 40 años de carrera fílmica, esta es la primera secuela de Denzel Washington.

Es casi como una obsesión y esta es la explicación de tanto enojo: como si el vil asesinato de su amiga prostituta no habría sido suficiente, en la nueva cinta a McCall se le suma una afrenta más.

Su mundo personal se pondrá de cabeza, otra vez por una mujer.

“Susan Plummer (Melissa Leo), su excompañera de la CIA, ha desaparecido misteriosamente. De esta manera, la misión de búsqueda hará que McCall se vuelva a topar con una banda de criminales de alto nivel", detalla la sinopsis oficial de la película.

“Nadie está salvo, por lo que una vez más McCall deberá probar su tenacidad y equilibrio mental en la prueba. Robert garantiza una justicia inquebrantable para los explotados y oprimidos, pero ¿cuánto de lejos llegará cuando se trate de alguien a quien ama?”, agrega el argumento.

Ver más!
Dúo primerizo

Aunque suene sorprendente, El justiciero 2 es la primera secuela que realiza Denzel Washington en toda su carrera fílmica.

Curiosamente rodó la cinta junto a las ordenes de Fuqua, también nuevo en esto de las segundas partes. Ambos figuras se conocen muy bien, porque además de El justiciero (2014) anteriormente trabajaron juntos en la cinta Training Day (2001) y Los siete magníficos (2016).

¿Qué experimentaron distinto esta vez? ¿Sintieron más presión al tratarse de una secuela? Washington asegura que él no, pero tal parece que Fuqua sí.

“Yo ruedo mi toma y me voy a casa. Él (Fuqua) se queda ahí haciendo el resto del trabajo, comparando. Esa labor la hace el director, no el actor. Yo no me siento a ver que hicimos en la primera y que hicimos en la segunda. Hay más presión para el director”, dijo Washington en una entrevista con la agencia Europress.

Fuqua, por su parte, no se lo toma tan apecho y asegura que se divirtió más de lo que se preocupó haciendo la película.

Las crudas y trepidantes escenas de acción son promesa en 'The Equalizer 2'.

Para Fuqua, más bien, hacer El justiciero 2 significó una satisfacción personal grande, pues pudo alzar de nuevo un estandarte en el que cree firmemente: el de la justicia.

“Cuando haces una película, debes tener una razón por la que quieres hacerla. Quería hacer Equalizer porque se trata de justicia y creo que eso es lo que todos queremos. Cuando ves a gente joven morir, es desgarrador, pero como director, solo puedes hacer una película para decir algo”, expresó Fuqua a Business Insider.

“Para hacer un cambio al respecto quizá podrías involucrarte en política, pero yo no soy un político”, agregó el cineasta.

Es evidente que con El justiciero 2, Fuqua intenta consolidar en el cine al conocido personaje de McCall, el cual conocimos por primera vez en la serie de televisión de los años 80, The Equalizer.

De hecho, en varias entrevistas, el cineasta ha dicho que no descarta una tercera aventura del personaje, donde McCall cruzaría las fronteras y se convertiría en un paladín internacional.

El justiciero 2 se exhibe desde este jueves en todos los cines del país. Eso sí, tome en cuenta que solo puede ser vista por mayores de 18 años.