William Venegas. 5 agosto, 2018
Gran actuacion de Charlotte Gainsbourg en cine alternativo. CINE MAGALY PARA LN.
Gran actuacion de Charlotte Gainsbourg en cine alternativo. CINE MAGALY PARA LN.

Una interesante película, cuyo eje es la relación amorosa e incómoda entre una madre y su hijo, se abre como opción diferente en la cartelera del país. Se trata del filme galo Promesa al amanecer (2018), dirigido por el francés Éric Barbier.

A propósito de dicha película, la comentarista mexicana Lucero Solórzano escribió en Excélsior: “Todas las madres queremos lo mejor para nuestros hijos. En ese camino se puede caer en sobreprotección, manipulación, dominio, pero también en cosas positivas (…) dar alas y dejar volar.” Es por ahí donde se desarrolla el eje temático de dicho filme. El guion del filme es del propio director –junto con Marie Eynard– y se basa en la experiencia del propio sujeto amado de manera obsesiva por su madre, el escritor y periodista lituano-judío Roman Kacew, mejor conocido ahora como Roman Gary.

La mamá de Roman nunca encontró el punto intermedio que el amor obliga a una madre: lo suyo pasa por la adoración y se muestra en cada momento de la vida de ambos, sobre todo en la del hijo, así hasta la muerte de ella, planteada en términos de entrega amorosa increíble. Para Roman Kacew no es tan fácil recibir tanto cariño en medio de los hechos que van articulando su vida: hay situaciones que lo incomodan ante una madre que no conoce los límites en la afirmación materna del amor. Esto lo refleja bien la película.

De igual manera, siempre en oportuna correspondencia dramática (logro narrativo), Promesa al amanecer expresa de manera fiel y sin excesos folletinescos, con astucia del mejor cirujano, las emociones maternas: la madre ante el hijo, la madre ante ella misma y la mujer ante la sociedad en general. Ello, esa dialéctica, es lo mejor de la película, aunque resulta innecesario que la narración se alargue un tanto más de la cuenta con ciertos episodios para reafirmar esa constante dramática: ¡satura! Es algo así como darle muchas aspirinas a un enfermo solo para mostrar que tiene calentura.

Justo es apuntar que esta historia ya había sido llevada al cine por el director Jules Dassin, en 1970, con Melina Mercouri en el papel de esta mamá que más parece un tractor humano.

Anotado el exceso de acontecimientos que narra el filme, con mal manejo de la elipsis narrativa, este tiene méritos como el diseño bien logrado de los personajes y el encomiable trabajo en la labor histriónica, sobre todo de parte de la actriz Charlotte Gainsbourg, llena de energía, siempre convincente con las aristas de su difícil personaje. Antes dijimos que la expresión narrativa de la dialéctica entre personajes es lo mejor. No olviden esa acotación al cerrar esta crítica, porque es básica para recomendarles esta película.

Promesa al amanecer

EE.UU. 2018

GÉNERO: Drama

DIRECCIÓN: Éric Barbier

ELENCO: Charlotte Gainsbourg, Piere Niney

DURACIÓN: 130 minutos

CINES: Magaly