William Venegas. 28 diciembre, 2018
El amor menos pensado (2018), con dos soberbias actuaciones, las de Mercedes Morán y Ricardo Darín.
El amor menos pensado (2018), con dos soberbias actuaciones, las de Mercedes Morán y Ricardo Darín.

La comedia y la tragedia están al borde una de la otra, escribe el director español Fernando Trueba. Así como la comedia shakesperiana tiende al desarrollo de lo trágico, he aquí un filme argentino dirigido por Juan Vera que funciona al revés.

La película se titula El amor menos pensado (2018), con dos soberbias actuaciones, las de Mercedes Morán y Ricardo Darín. Ambos encarnan a un matrimonio cuyo hijo se ausenta y, ¡plas!, se ven ahí uno frente al otro, sin sentirse enamorados como antes.

Ese es el trauma del nido vacío y la respuesta es separarse, ¡tragedia para ambos!, pero lo que sigue hace reír a los espectadores, lo hace con gana y de manera fresca. No es la risa constante, pero sí es lógica cuando sucede lo que sucede.

El amor menos pensado deviene oasis en un momento en que las buenas comedias escasean, sobre todo si pensamos en las que vienen de la gran industria de Hollywood. Por eso me gusta El amor menos pensado, porque además es cine latinoamericano y recoge muy bien esa manera nuestra de reaccionar ante la adversidad.

En todo caso, bien lo escribía ese formidable crítico de cine cubano, G. Caín (pseudónimo del escritor Guillermo Cabrera Infante), retomo: “¿No es esta la esencia de la comedia: la felicidad momentánea de los espectadores a través de la felicidad eterna de los personajes?”.

Lo mejor de El amor menos pensado es que su objetivo no solo pasa por un atildado diseño de personajes, sino también por las antes mencionadas buenas actuaciones. Los histriones no buscan convertirse en sus personajes, sino en expresarlos de la mejor manera, como si también se divirtieran con ellos, ambos con el mismo peso narrativo (enorme logro del filme).

El buen humor se enriquece además con pequeñas subtramas y también ellas con buenas actuaciones, porque no se salen del tono de la película (aunque esta tenga algunos baches narrativos que la alargan sin necesidad).

Lo mejor de esta comedia, para usar una frase del crítico de cine Horacio Bernades, es que “no solo es una comedia: es una manera de mirar”, y de reír con amabilidad. Estoy seguro que Billy Wilder la recomendaría, genio de la comedia “postchaplin”. Con esto lo digo todo.

Ahh, antes de irme, el escritor surrealista André Breton escribió lo siguiente: “La crítica debería ser un acto de amor”; espero haberlo cumplido con este filme.

Ficha Técnica

ARGENTINA, 2018

GÉNERO: COMEDIA

DIRECCIÓN: JUAN VERA

ELENCO: RICARDO DARÍN, MERCEDES MORÁN, JEAN PIERRE NOHER.

DURACIÓN:136 MINUTOS

CINES: MAGALY

CALFICACIÓN: 4 DE 5 ESTRELLAS POSIBLES