Por: William Venegas.   11 febrero

Luego de una conversación con un hombre rico, apegado literalmente a sus dinerales, Jesús les dijo a sus discípulos de que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre al reino de los cielos. A esa hipérbole cristiana, algunos le han buscado otros significados con aviesas intenciones ideológicas.

La gran actuación de Christopher Plummer lo pone a las puertas de un Oscar.
La gran actuación de Christopher Plummer lo pone a las puertas de un Oscar.

Hoy, siglos después, viene el director inglés Ridley Scott a contarnos, en cine, una historia que es la mostración conceptual y visual de lo dicho por Jesús, esto al narrarnos un episodio de la vida del multimillonario John Paul Getty Sr., cuando le piden un fuerte rescate por su nieto John Paul Getty III, quien ha sido secuestrado en Italia, en 1973.

El filme trae el expresivo título de Todo el dinero del mundo (2017; All the Money in the World) y se sustenta con un penetrante guion de David Scarpa, intenso en lo emocional y no por la febrilidad de las imágenes: estas más bien se muestran con acertado sentido de la oportunidad en el cálculo de los tiempos (muy buen montaje o edición).

Cierto es que ese juego emocional del relato tiene momentos en que más bien se recarga de diálogos explicativos. En esas secuencias, se siente alguna pátina teatral ante los hechos que ahí no solo se narran, sino que también son escudriñados desde sus condiciones causales y desde la conducta del sujeto en juego: John Paul Getty Senior.

Fotos: TriStar Pictures All the Money in the World es una película de crimen policíaco estadounidense dirigida por Ridley Scott y basada en la novela de John Pearson, Painfully Rich: The Outrageous Fortunes and Misfortunes of the Heirs of J. Paul Getty. Protagonizada por Michelle Williams, Christopher Plummer, Mark Wahlberg, Romain Duris, Charlie Plummer, Andrew Buchan y Timothy Hutton.
Fotos: TriStar Pictures All the Money in the World es una película de crimen policíaco estadounidense dirigida por Ridley Scott y basada en la novela de John Pearson, Painfully Rich: The Outrageous Fortunes and Misfortunes of the Heirs of J. Paul Getty. Protagonizada por Michelle Williams, Christopher Plummer, Mark Wahlberg, Romain Duris, Charlie Plummer, Andrew Buchan y Timothy Hutton.

El filme presenta un agudo estudio de la conducta humana (etología) desde las causas aquellas que la sustentan (etiología), estas no son otra cosa que la avaricia o el afán desmedido por la riqueza. Lo mejor es que la película no se queda en el plano de la anécdota: va más allá y sirve como parábola sobre el capitalismo como modelo económico.

Así planteada la película, Todo el dinero del mundo bien se ubica dentro de cierto tipo de cine contra-estructural, cine transgresor y cargado de sátira (hasta de odio, podemos hablar) en contra del individualismo que genera la gran riqueza en manos de quienes la poseen.

Para ello, la eximia actuación de Christopher Plummer expresa con exactitud lo que el filme maneja desde su contenido. Gran actor, Plummer se coloca aquí por encima de sí mismo y su trabajo es casi insuperable. A la par de él, el resto del elenco empalidece, sobre todo Mark Whalberg, aunque no tanto Michelle Williams.

La banda sonora de Daniel Pemberton debe ser mencionada porque la música nutre los estados emocionales de los actantes y también los sucesos referidos. El filme señala que, en lo amoral, son semejantes los maleantes secuestradores tanto como los ricachones asaltados. No se pierdan este filme por nada del mundo.

FICHA TÉCNICA:

  • Título original: All the Money in the World
  • País: Estados Unidos, 2017
  • Dirección: Ridley Scott
  • Elenco: Michelle Williams, Mark Whalberg, Christopher Plummer, Timothy Hutton
  • Duración: 132 minutos
  • Cines: Nova, Cinépolis, CCM, Cinemark, Citi, Studio, Magaly
  • Calificación: Cuatro estrellas de cinco posibles.