Cine

Cine Magaly celebra el Bicentenario de Costa Rica con cinco reveladores e impactantes filmes

Hasta el 15 de setiembre se exhibirán películas que promueven el respeto por los derechos humanos y otros que muestran los peligros de violarlos. Defender la democracia es la consigna

Paz y libertad es el nombre del ciclo fílmico con el que el Cine Magaly se une, para el deleite de los cinéfilos, a las celebraciones del Bicentenario de Costa Rica.

Se trata de una muestra de cinco películas y foros que resaltan los valores democráticos de distintas regiones, con el objetivo de promover el respeto por los derechos humanos, la igualdad y el crecimiento social, sin dejar de lado un acercamiento a procesos políticos que han dado paso a desequilibrios sociales.

“Con la coordinación del Ministerio de Cultura y el Centro de Cine, dando inicio a nuestra participación en la conmemoración del Segundo Centenario de la Independencia de Costa Rica, el Cine Magaly ofrecerá un programa único, titulado Paz y libertad. Cinco películas, cada una con mucho que decir y con un intrínseco gran significado, serán presentadas desde el 24 de agosto hasta el 15 de setiembre”comentó Luis Carcheri, director del Cine Magaly.

El festival se extenderá hasta el próximo 15 de setiembre, fecha en la que se conmemora los dos siglos de independencia patria.

Cinco miradas

El ciclo Paz y libertad comenzó con la película Agosto, una coproducción entre Costa Rica, Cuba y Francia, que ganó el Festival de La Habana como mejor ópera prima. Cuenta la historia de un adolescente quien vive en medio de uno los períodos más convulsos de la historia cubana, tras la caída de la Unión Soviética y el fenómeno de los balseros en busca de una vida mejor.

Este filme ya está presente en la cartelera del Magaly, en funciones diarias. Sobre el trasfondo de la película, el sábado 4 de setiembre, a las 5 p. m., habrá un foro con Raciel del Toro, cubano y director del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica.

Otro de los filmes que forman parte del ciclo es Numbers, producción polaca que muestra al mundo como un absurdo cosmos de una sola habitación, en la que diez personas practican diariamente rituales y caminan en círculos.

“No saben quiénes son o de dónde vienen, ni tampoco tienen nombre. Los hombres llevan números impares; las mujeres, pares. Los emparejamientos están sujetos a reglas tan estrictas que más bien resultan incoherentes y los sujetos pierden toda independencia, mientras un líder onmipresente a quien denominan The Great Zero analiza todo lo que sucede”, detalla la sinopsis de la cinta.

El estreno de Numbers será el martes 31 de agosto, a las 7 p. m., con un foro a cargo del cineasta Jurgen Ureña. El filme se podrá ver en funciones diarias a partir del 2 de setiembre.

La muestra seguirá con el documental costarricense Objetos rebeldes, de la directora Carolina Arias, que retrata el regreso de la propia directora a Costa Rica para intentar reconstruir la relación con su padre, quien tan solo unos meses después es diagnosticado con cáncer de páncreas. En ese trance la joven conocerá a Ifigenia, una arqueóloga experta en las esferas de piedra de la zona sur quien le enseñará una forma distinta de relacionarse con la muerte.

La premier será el jueves 2 de setiembre, a las 7:45 p. m., con un foro en el que participará la directora. Se mantendrá en exhibición hasta el domingo 5 de setiembre, con otro conversatorio con Arias, a las 3 p. m.

El miércoles 15 de setiembre, a las 7:30 p. m., habrá una función gratuita del documental Centroamérica Libre: la tierra que queremos, auspiciado por la Fundación Friedrich Ebert Stiftung.

Esta producción costarricense, dirigida por Patricia Howell, versa sobre la participación política de juventudes progresistas en América Central. Aborda desde el movimiento estudiantil hasta el movimiento sindical, siguiendo con la defensa del Estado, el ambiente, la soberanía y la autonomía.

El documental busca ser un retrato de la participación de las juventudes centroamericanas como agentes de cambio en cada uno de los países de la región, a través de diferentes enfrentamientos históricos de los jóvenes contra poderes económicos, políticos y militares.

La muestra, además, incluyó tres proyecciones del documental costarricense Lecciones de un país perdido, una producción hecha en la frontera entre Colombia y Venezuela y en el que se ahonda en las consecuencias de entregar el país a un régimen autoritario. Este filme es narrado por víctimas del chavismo, con el objetivo de que los ticos tomen conciencia del valor de la democracia.

Si desea más información sobre los horarios de cada una de las películas, puede visitar la página www.cinemagaly.com y sus redes sociales.

Gerardo González

Gerardo González

Graduado de la Universidad de Costa Rica en Comunicación Colectiva. Especializado en gastronomía, turismo y entretenimiento.