Alexánder Sánchez.   27 mayo
Kenneth Ruiz de tan solo 23 años, sueña con trabajar en un restaurante con estrellas Michelin y algún día abrir el suyo propio. Foto: Nina Cordero

Ni siquiera había clasificado a la competencia; sin embargo, al chef Kenneth Ruiz la suerte le sonrió en el último minuto y terminó coronándose como campeón costarricense del concurso culinario Jeunes Chefs Rôtisseurs 2019.

Organizado por La Chaîne des Rôtisseurs de Costa Rica y la Escuela Sabores, se realizó en Costa Rica la eliminatoria que llevará a un tico a Calgary, Canadá. Y precisamente será Ruiz quien, el 20 de setiembre, se medirá contra chefs de todo el mundo.

“Yo quería participar y mandé mis papeles. Sin embargo, mediante un correo electrónico, me dijeron que no había sido elegido. Me dio mucha pena y olvidé el asunto. Para mi sorpresa, faltando unos tres días para el certamen, me dijeron que uno de los 20 participantes no iba a ir, que si yo quería sustituirlo, claro que dije que sí y, bueno, terminé ganando”, contó Ruiz, de 23 años, quien trabaja como chef en el restaurante Quattro del Hotel Wyndham San Jose Herradura.

En el concurso Jeunes Chefs Rôtisseurs 2019: capítulo Costa Rica, todos los participantes tenían que preparar entrada, plato fuerte y postre en cada una de las dos competencias; el primer desafío fue el 4 de mayo.

Por supuesto, la competencia no fue fácil. Al entrar en el supermercado que se puso a disposición en Sabores La Escuela, cada participante recibió una canasta con varios ingredientes sorpresa que complicaron las recetas que los jóvenes iban a elaborar para convencer a los jueces.

Posteriormente, los concursantes elegían el resto de ingredientes de su preferencia para llevar a cabo su tarea.

En la cocina de 'Sabores', los concursantes de Jeunes Chefs Rôtisseurs 2019 pusieron a prueba sus destrezas culinarias. Foto: Nina Cordero

Cada menú debían prepararlo cuatro veces: tres para los jueves y uno para exhibición. Cuatro horas tuvieron los competidores para cumplir su misión: media hora fue para la planeación, tres horas para la preparación y media hora para la presentación.

La presión, como suele suceder en los concursos culinarios de esa naturaleza, juega contra de los participantes, quienes tienen que sacar toda su creatividad y experiencia para salir adelante.

¡A la obra!

Además de entrada y postre, Ruiz cautivó a los jueces preparando un lomo de cerdo como plato fuerte en la primera competencia. Los ingredientes sorpresa con los que tuvo que trabajar fueron queso de cabra, caiba –conocido popularmente en Costa Rica como jaiba–, papaya verde y culantro coyote.

De esta manera, Ruiz se metió en los 10 finalistas, cuyas mentes y talentos culinarios estaban enfocados en conseguir el boleto a Calgary.

En la competencia final del 18 de mayo, Ruiz se dejó el boleto a Canadá. Ese día preparó como entrada una ensalada griega con camarón tempura con salsa de pejibaye, hizo como plato fuerte una entraña a la mantequilla con romero en salsa holandesa con tomillo, cebollas al cúrcuma, aguacate y espárragos salteados, para rematar con un postre en que ofreció un espagueti de Baileys relleno con compota de hijos en una base crujiente. Con este menú les demostró a todos que era el mejor.

“Ese día di lo mejor de mí y salí ganador. Ahora, me resta prepararme muy bien para Canadá, pues claro que aspiro a ganar allá”, comentó Ruiz.

El ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, le entregó a Kenneth Ruiz el trofeo que lo acredita como ganador del Jeunes Chefs Rôtisseurs 2019, capítulo Costa Rica. Foto: Nina Cordero.

“Durante estos tres meses que me quedan, me voy a preparar con el chef Marlon Calderón, pues ya sabemos que el nivel de los chefs que participan es muy alto”, agregó.

Además de los competidores de diversas partes del mundo, lo que más inquieta a Ruiz son los ingredientes con los que tendrá que trabajar en Calgary.

“Allá se utilizan ingredientes muy diferentes a los de acá, por lo que necesito llevar una lista para estar listo con esto”, explicó.

Ruiz siempre ha soñado con trabajar en un restaurante con estrellas Michelin y en abrir su propio negocio, por lo que tratar de ganar en el concurso internacional en Calgary es muy importante.

El campeón mundial del Jeunes Chefs Rôtisseurs 2019, además de trofeos, medallas y membresías, viajará a Francia para recibir entrenamiento en Le Cordon Bleu París, una de las escuelas de cocina más prestigiosas del mundo. Será un entrenamiento intensivo de cinco semanas, que cualquier novel chef se desearía.

“Ya el concurso me ha abierto muchas puertas. He podido conocer a gran cantidad de chefs importantes y eso es muy bueno para mi carrera. Y, bueno, ganar en Calgary sería un sueño”, afirmó.

Esta la segunda ocasión en que se realiza la eliminatoria costarricense del certamen Jeunes Chefs Rôtisseurs. En esta ocasión se inscribieron más de 120 candidatos, todos menores de 27 años.

Ver más!