Cine

Anne Hathaway se sintió miserable cuando ganó el Óscar en el 2013

Actriz fingió "estar feliz" cuando recibió el premio tras su actuación en 'Los Miserables'

Anne Hathaway no sintió ninguna emoción cuando los críticos aseguraban que era la favorita a ganar el Óscar por interpretar a una prostituta en Los Miserables. Su estado de ánimo empeoró cuando logró el codiciado premio a la mejor actriz de reparto, en el 2013, lo que la hizo sentir "incómoda e infeliz".

"Me sentí muy incómoda. Más o menos perdí la cabeza haciendo esa película, y no la había recuperado todavía. Me tuve que poner frente a mucha gente y sentir algo que no sentía, felicidad sin complicaciones. Es algo obvio, ganas un Oscar y se supone que tienes que estar feliz, yo no me sentía de esa manera", confesó en una entrevista con The Guardian.

En la entrevista, la intérprete de Fantine, quien en el filme es una niña huérfana que termina siendo una prostituta maltratada, continuó revelando el sinsabor que sintió en ese momento.

"Sentía que estaba mal estar ahí con un vestido que costaba más que lo que alguna gente verá en toda su vida, y ganar un Óscar por interpretar el dolor que sentía y que formaba parte de nuestra experiencia colectiva como seres humanos", dijo la actriz, quien se tuvo que cortar el cabello y perder mucho peso para darle vida al papel.

Justamente, el costoso vestido que utilizó para la alfombra roja de los Óscar en el 2013 fue uno color rosa de Prada que la colocó en la lista de las peor vestidas de la gala, y que acompañó con un collar valorado en $10 millones, según publicó El País, de España.

Hathaway reconoció que para ella fue una experiencia un tanto vergonzosa el saberse ganadora. "Intenté simular que era feliz. Esa es la verdad y lo que pasó. Es un asco. Pero lo que aprendes de esto es que tú sientes que te vas a morir de la vergüenza, pero no te mueres de verdad", dijo la actriz de 33 años.