Víctor Fernández G.. 21 marzo
'The Dirt' es dirigida por Jeff Tremaine, a partir de un guión de Rich Wilkes.
'The Dirt' es dirigida por Jeff Tremaine, a partir de un guión de Rich Wilkes.

Mötley Crüe quería una película sin filtros, sin censura, sin consideraciones. Así es The Dirt, el filme basado en la exitosa autobiografía que la banda editó en el 2001 y que se estrenará este viernes 22 de marzo en la plataforma de streaming Netflix.

El filme representa la etapa más exitosa y a la vez polémica de la agrupación estadounidense, durante el apogeo de la escena de glam metal en Los Ángeles, en la década de los años 80. Cuenta no solo con la aprobación del grupo, sino que los músicos participaron ampliamente de la adaptación.

Sin haber visto aún la película, a continuación enumeramos algunos de los aspectos que la perfilan como una obra imperdible, no solo para melómanos, sino para cualquiera que recuerde la época en la que el rock era el género dominante en las listas de popularidad y los músicos salían de prisión más populares que como entraron.

1. Porque es brutalmente sincera y no se guarda nada

Cuando el libro The Dirt se lanzó, en el 2001, de inmediato Hollywood buscó llevarlo a la gran pantalla. El estudio Paramount planteó distintas maneras de adaptar la biografía, aunque siempre con la condición de bajarle el tono a la crudeza del relato para lograr una película más amigable y fácil de mercadear con grandes audiencias. Dicho planteamiento fue rechazado por Mötley Crüe, y el grupo se mantuvo firme en que el filme debería reflejar el contenido real de la biografía, sin endulzarla.

El que el proyecto pasara a manos de Netflix liberó a los productores de cualquier reserva, y los integrantes de la banda aseguran estar conformes con el tratamiento que se verá en la pantalla, con lo bueno y malo que eso implica.

2. Porque su director es el cocreador de Jackass, Nitro Circus y Ridiculousness

Jeff Tremaine hace en The Dirt su debut como director de largometrajes pero está lejos de ser un principiante. Influyente figura de la escena skate y BMX de los 90, Tremaine se convirtió en un referente por su trabajo televisivo, como creador de algunos de los programas insignia y a la vez más criticados de MTV, todos celebraciones de la adrenalina y la humillación: Jackass; Nitro Circus y Ridiculousness.

Tremaine es además un fan a muerte de Mötley y convenció a los músicos de que para él era una necesidad contar su historia. Así, la trama que le pondría los pelos de punta a muchos cineastas encontró a un director adicto a los riesgos y deseoso de mostrarse en algo nuevo: fue un ganar-ganar.

3. Porque salió después de Bohemian Rhapsody (y se vale comparar)

Aún está fresca en la memoria la tremendamente exitosa película biográfica sobre la banda Queen, Bohemian Rhapsody. Bañada en oro durante la recién terminada temporada de premios cinematográficos, la cinta también fue fuertemente criticada por su tono edulcorado y, especialmente, por suavizar lo referente a la sexualidad de Freddie Mercury, a fin de hacer un filme más acorde a los supuestos estándares de consumo masivo.

Ese no es el caso de The Dirt, que vendría a ubicarse en un tratamiento similar a Straight Outta Compton, la reveladora película autobiográfica de la polémica banda de rap N.W.A. En una reciente entrevista, Nikki Sixx explicó que la de ellos no es una cinta “normal” de rock (de hecho su inspiración está más en filmes como Good Fellas y Boogie Nights), y se mostró complacido de que su película llegue justo después de Bohemian Rhapsody, precisamente para que el público tenga la oportunidad de comparar ambas obras y sacar conclusiones.

Los músicos son interpretados por Machine Gun Kelly (Tommy Lee); Douglas Booth (Nikki Sixx); Daniel Webber (Vince Neil), e Iwan Rheon (Mick Mars).
Los músicos son interpretados por Machine Gun Kelly (Tommy Lee); Douglas Booth (Nikki Sixx); Daniel Webber (Vince Neil), e Iwan Rheon (Mick Mars).
4. Porque incluye nueva música de Mötley Crüe

Para efectos prácticos, Mötley dejó de ser un grupo activo en el 2015, una vez que concluyó su gira de despedida de los escenarios. Sin embargo, los músicos dejaron abierta la posibilidad de seguir colaborando para producir nueva música, y así se confirmó en el 2018, cuando tanto Neil como Sixx revelaron que el cuarteto estaba de nuevo en el estudio de grabación, a las órdenes de Bob Rock (productor del Dr. Feelgood).

El soundtrack de The Dirt, además de los esperables clásicos de la agrupación, incluye también cuatro nuevas canciones, ya disponibles en plataformas digitales: The Dirt (Est. 1981), grabada junto al rapero Machine Gun Kelly –quien interpreta a Tommy Lee en el filme–; Ride with the Devil; Crash and Burn, y un cover para Like a Virgin, de Madonna.

5. Porque Ramsay Bolton es Mick Mars

El reparto de The Dirt no incluye grandes nombres hollywoodenses pero sí está sobrado en talento. Entre los rostros más reconocibles está el actor Iwan Rheon, recordado por su perfecta interpretación del infame psicópata Ramsay Bolton, en la serie Game of Thrones. En esta ocasión, Rheon encarna al guitarrista Mick Mars. Junto a él figuran el rapero Machine Gun Kelly como el baterista Tommy Lee; Douglas Booth como el bajista Nikki Sixx, y Daniel Webber como el vocalista Vince Neil.

6. Porque Ozzy es parte de la película

Como reflejo de los tiempos que vivió la banda durante la década de los 80, la película también incluye representaciones de otras reconocidas figuras del rock y el entretenimiento de entonces. Tal es el caso del indestructible Ozzy Osbourne, interpretado por Tony Cavalero (spoiler: el episodio de la “línea” de hormigas fue presenciado por Nikki Sixx). También se podrá ver a David Lee Roth, vocalista de Van Halen (Christian Gehring); la actriz Heather Locklear (Rebekah Graf), quien fue la segunda esposa de Tommy Lee, y Doc McGee (David Constabile), el mítico mánager de los Crüe, Bon Jovi, Kiss y Skid Row.

7. Porque es increíble que los cuatro sigan vivos

Mötley Crüe sufrió años de constante coqueteo con la muerte, y la verdad cuesta creer cómo sus cuatro músicos lograron salir vivos para contar el cuento. En The Dirt está reflejado lo anterior, desde el sonado episodio de la sobredosis que “mató” a Nikki por varios minutos, hasta el fatal accidente ocasionado por Neil que le costó la vida a su amigo, el baterista Nicholas “Razzle” Dingley. También se aborda la larga enfermedad de Mars (un raro tipo de artritis), y los interminables problemas legales de Lee, incluyendo las agresiones a sus parejas.

8. Porque se aprende de los errores

Los músicos son claros en que la infamia que los caracterizó décadas atrás no es sinónimo de quienes son hoy. La película no oculta conductas propias del estilo de vida de los roqueros en los años 80 que hoy son consideras deplorables y hasta delictivas: consumo masivo de drogas, violencia contra las mujeres, conducción temeraria, vandalismo, agresión...

Sin buscar justificaciones, The Dirt es reflejo de una época de excesos y desenfreno, en la que los límites morales se “ajustaban” a las circunstancias. Como bien dice Sixx, todos cargan con errores monumentales en su pasado, y tanto el libro como la película son explícitos en su abordaje.

9. Porque abrirá la puerta al Salón del Rock and Roll

Si bien son elegibles para entrar en el Salón de la Fama del Rock and Roll desde el 2006, los Crüe no han sido siquiera nominados para consideración de los votantes. No es que les importe: en el 2015 los cuatro admitieron que los tenía sin cuidado el tema, e incluso Sixx dijo que sería absurdo que ellos ingresen primero que algunas de las bandas de los años 70 que los inspiraron.

Aún así, es casi seguro que la película elevará de nuevo el perfil público de la agrupación, y el consumo de su catálogo en plataformas digitales, parecido a como sucedió con los raperos N.W.A. tras el estreno de su filme biográfico (no es coincidencia que N.W.A. fue admitido en el Salón del Rock and Roll en medio del bullicio generado por la cinta). Si el nombre de Crüe es sometido a votación es muy probable que sea admitido en su primera nominación, especialmente tras el ingreso en años anteriores de otras bandas contemporáneas, como Def Leppard, Bon Jovi y Guns N’ Roses. Súmele a todo lo anterior que una inducción al Salón sería la única manera de volver a ver en vivo al grupo, pues sigue vigente el contrato en el que los cuatro se comprometieron a no volver a presentarse bajo el nombre Mötley Crüe.

10. Porque sí: ¡es Mötley Crüe!

Quienes crecimos en el rock de los 80 y 90 tenemos a Mötley Crüe ya instalado en un lugar especial de nuestras memorias. Más allá de los escándalos y los titulares de la sección de sucesos, Mötley fue un grupo fundamental, un híbrido entre la actitud encaradora del heavy metal y la armonía del pop. Miles hemos sido los que hemos tratado de descabezarnos al compás de demoledores clásicos, como Kickstar My Heart; Wild Side; Shout at the Devil; Girls, Girls, Girls; Looks That Kill; Primal Scream; Dr. Feelgood; Live Wire, o que hemos levantado el encendedor (o celular, ni modo) para dedicar Home Sweet Home o Without You (si le han dedicado You’re All I Need a alguien, mejor páguense a ver).

Mötley Crüe es tan grande como su obra, y su historia merecía una película. Vaya que sí.

Vince, Nikki, Mick, y Tommy: el Crüe.
Vince, Nikki, Mick, y Tommy: el Crüe.