Michelle Campos, Keyna Calderón, corresponsal GN.   29 marzo
Allanamiento por caso de Allison Bonilla, realizado la tarde de este domingo Foto: Keyna Calderón.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de la delegación de Cartago realizaron este domingo un allanamiento en Ujarrás, Paraíso, en relación con la desaparición de la joven Allison Bonilla, de 18 años.

El operativo se llevó a cabo en viviendas cercanas al sitio donde ella habría sido vista por última vez, según un video captado por la cámara de una casa en esa comunidad.

Los agentes ingresaron cerca de las 3 p. m., aparentemente, luego de recibir información confidencial sobre algunos rastros y evidencias que se podrían encontrar en esos inmuebles.

Estos rastros serían claves para contribuir con la investigación sobre Bonilla, quien desapareció el 4 de marzo.

El departamento de prensa del OIJ informó de que hasta el momento no se ha encontrado ningún indicio que arroje pistas sobre el paradero de la joven, pero aseguró que este lunes se ampliará la información.

Asimismo, se indicó que en el lugar se realizaron pruebas de luminol para buscar indicios de sangre; también, se contó con la presencia de perros entrenados en la búsqueda de personas y restos.

Las diligencias finalizaron a eso de las 7 p. m., cuando al parecer las autoridades abandonaron la zona.

Corresponsales indicaron que los agentes policiales salieron del sitio con bolsas, donde se presume portaban la evidencia encontrada en el lugar.

El caso

Bonilla desapareció cuando iba camino a su casa, en Ujarrás, luego de bajar de un autobús. Su madre venía a toparla para acompañarla hasta la vivienda; sin embargo, la joven nunca llegó.

Mientras caminaba, llamó a su novio, Harold Segura Solano, a quien le dejó un mensaje en el cual le informaba de que iba nerviosa porque la seguían “dos pinticas”.

Segura fue uno de los investigados por el OIJ, debido a que en un inicio se presumió que a la muchacha la habían secuestraron como método de presión por una supuesta deuda que él tenía con un desconocido, pero esto fue descartado por las autoridades.

Vecinos y familiares de la muchacha iniciaron su propia búsqueda, luego de que la Policía Judicial suspendió los rastreos para dedicarse a indagar los informes confidenciales.

Según el OIJ, el día de su desaparición la muchacha vestía un jeans azul, una camisa blanca con mostaza y unos tenis blancos.

En caso de tener alguna información sobre el paradero de Bonilla, se puede comunicar al Centro de Información Confidencial del OIJ mediante el número 800-8000-645 o al WhatsApp 8800-0645.

Colaboró el corresponsal Fernando Gutiérrez.