Monserrath Vargas L..   20 octubre
El estudio costarricense Sunna Entertaiment mostrará el videojuego Edge: Planet Cube a los asistentes.

Emprender su propio negocio, hacer un trabajo creativo y crecer desarrollando videojuegos mientras aún estudian son algunas de las posibilidades que los juegos de video ticos le han abierto a sus creadores.

Así lo contaron a La Nación Jeffry Artavia de Ludumify, Carolina Nelson de Sunna Entertainment y Andrés Chinchilla de Lápiz Oriental. Ellos fueron algunos de los participantes de la Expovit 2019, previamente conocida como Muestra Costarricense de Videojuegos, que se realizó el domingo 20 de octubre en la Universidad Estatal a Distancia (UNED) entre las 9 a.m. y las 5 p.m..

Artavia de 41 años empezó hace año y medio a andar este camino de desarrollo de videojuegos, gracias a UNED Games, un curso impartido por esa casa de estudios.

Musasabi es el videojuego tico que fue lanzado recientemente en la plataforma Steam, por Jeffry Artavia. Foto: Expovit, para LN.

“Gracias a ellos yo aprendí a desarrollar videojuegos y todo lo que tiene que ver con emprendimiento en desarrollo de los mismos. Hasta lancé Musasabi el 16 de octubre en la plataforma Steam”.

El desarrollador es el responsable de Ludumify, aunque también se dedica a desarrollar software en otra empresa. “Esto lo hago como una segunda opción, pero considero que se podría convertir en la primera”, dijo.

El videojuego de Artavia es un juego de plataforma en 2D, de ritmo rápido, según él mismo asegura. “El personaje principal es una ardilla voladora que tiene que recolectar gemas en cuatro sectores”. aclaró.

Según él, lo que distingue a su videojuego es que la ardilla se pega a las paredes, a los techos, no es a como se suele jugar tradicionalmente en plataforma.

“Expovit es una gran oportunidad, es la primera vez que muestro un producto que ya lancé”, dijo emocionado.

Yanori Carballo Valverde, encargada de la cátedra de Tecnologías de Sistemas de la UNED destacó el caso de Artavia y también el de otro de los participantes, José Vásquez y alabó que crearan su empresa de desarrollo de videojuegos y lanzaron su producto en Google y Steam, como una de las alternativas que brindan los conocimientos adquiridos en la carrera, a estudiantes de esa universidad.

Trabajo creativo

Carolina Nelson de Sunna Entertainment es otra de las que forma parte de esta industria en el país.

Su vida profesional ha estado unida a los videojuegos desde 2013, cuando trabajó en Fair Play Labs y posteriormente, en 2017, se incorporó al estudio donde labora ahora.

Su trabajo es de diseño y arte y según ella, lo que más le gusta de su labor es lo creativo que se puede ser y lo entretenido que es realizarlo.

En Sunna Entertainment se trabajan tanto juegos propios como para terceros. Los propios son principalmente para consolas y PC, y los demás son para teléfonos inteligentes.

Nelson considera que es importante que en Costa Rica se desarrollen videojuegos para poder posicionarse en el mercado. “Los estudios pequeños, siendo menos personas (las que trabajan en ellos) le meten más amor y ya hay ejemplos de gente de acá que han publicado juegos afuera”, afirmó.

Es decir, considera que es una forma de lograr que personas de otros países vuelvan sus ojos a Costa Rica y entiendan que, en el país, sí hay mercado para producir videojuegos, además de talento humano.

Edge: Planet Cube será el videojuego que Sunna Entertainment mostrará en la Expovit de este domingo.

A pesar de que el juego aún no se ha lanzado, Nelson recalcó que el objetivo es llevarlo y que la gente pueda ver los cambios que le han realizado al demo del videojuego, y prestar atención a los comentarios y las reacciones de las personas.

Ver más!
En crecimiento

El espacio de Expovit también permitió que los más jóvenes en la industria de los videojuegos muestren sus creaciones, tal es el caso de José Andrés Chinchilla de 23 años, quien junto a Sebastián Brenes y Fabián Balmaceda han creado un estudio llamado Lápiz Oriental.

Estos muchachos aún son estudiantes y durante la actividad mostraron Lonely Soul, el cual consideran su juego más grande y Duelo a muerte con cuchillos, que es multijugador. Debido a ello contaron con cuatro controles a disposición de los asistentes.

Lápiz Oriental trabaja videojuegos para PC y teléfonos inteligentes y esperan en un futuro desarrollar para consolas.

Según Chinchilla, cuando él empezó en el mundo de los videojuegos hace cinco años no había muchas alternativas de capacitación, en la actualidad existen, pero según él podrían tener un mejor enfoque.

“No es que sea un problema pero uno tiene que adaptarse a hacer casi de todo. Acá hay carreras en desarrollo de videojuegos pero no hay como enfoque, como sí sucede en otros países”, comentó.

Sin embargo, se mostró muy positivo sobre la oportunidad de participar en Expovit y apuntó a que la actividad sirvió de vitrina para mostrar el trabajo de 20 estudios ticos, dedicados al desarrollo de videojuegos.