Monserrath Vargas L..   18 agosto
Las personas que contestan al vecino de número se exponen a que datos como su teléfono o foto de perfil se expongan en línea. Fotos: Mayela López

Un nuevo juego viral ha llegado a la popular plataforma de mensajería WhatsApp y se llama vecino de número.

¿En qué consiste? Pues en eso, en escribir a tu vecino de número telefónico, por ejemplo si su número termina en 81, el de su vecino será igual al suyo, pero solo terminará en 82.

Aunque algunos podrían pensar que se trata solo de un inocente juego, hay que ser cautelosos porque siempre que “se habla con un desconocido existe algún riesgo para la seguridad y/o particularmente la privacidad, justamente porque no se sabe a quién le llega ese mensaje”, explicó Luis Lubeck, especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica.

Entre la información que podrían obtener esos desconocidos se encuentran su foto de perfil, su nombre, la última vez que estuvo conectado, la información que haya escrito en su perfil y eventualmente los estados que haya compartido por WhatsApp en las últimas 24 horas.

Asimismo, Sergio Maldonado, CEO de Privacy Cloud, citado por El País sugiere que, si usted le escribe a su número vecino y esta persona lo agrega a sus contactos, será posible que lo ubique en otras redes sociales como Instagram, por ejemplo, y hasta podría tener acceso a sus publicaciones.

“Cuando se habla con un desconocido existe algún riesgo para la seguridad y/o particularmente la privacidad justamente porque no se sabe a quién le llega ese mensaje”

¿Cómo es eso posible? Recuerde que tanto Instagram como WhatsApp pertenecen a Facebook, por lo que si usted alguna vez asoció su número de teléfono a su cuenta de Instagram, podrían ubicarlo fácilmente.

Por otro lado, Lubeck explicó que otro riesgo asociado a este tipo de prácticas es que, durante la conversación que tenga con su “número vecino” se le envíe un enlace donde se invite al usuario a acceder a algún sitio que abra la puerta de código malicioso a su dispositivo.

Este tipo de estrategias motivan a que la potencial víctima de clic en una promoción maliciosa o sea redirigida a otro canal de chat.

Sin embargo, esa no es la única información que las personas podrían exponer en caso de participar, pues si deciden conversar con su vecino de número el riesgo podría aumentar.

En este punto, según Lubeck hay que tener precaución con las personas más jóvenes y los menores de edad para que “comprendan la importancia de proteger su privacidad y de no contestar sobre temas privados o sensibles a cualquier desconocido”.

Aunque algunos aseguran que esta es una moda que se acaba de inventar, lo cierto es que ya había surgido en Estados Unidos anteriormente, aunque no en la aplicación de mensajería instantánea sino en el iMessage de Apple.

Otra de las razones por la que resulta recomendable no responder a este juego, es que las respuestas son publicadas en línea.

Muchos de los usuarios que se han sumado a esta tendencia publican lo que les ha dicho su vecino de número con una captura de pantalla, sin tomarse la molestia de ocultar la foto de perfil o el número completo de la persona con la que han interactuado.

¿Cómo protegerse?

El experto de ESET aconseja “tener en el dispositivo móvil soluciones de seguridad tan robustas como las que se utilizan en la computadora personal”. Esto principalmente para evitar que una persona le envíe un link que conduzca a contenido con códigos maliciosos.

Por otro lado, proteger su privacidad siempre será una de las mejores opciones.

Vaya a WhatsApp y en la esquina superior izquierda de su teléfono toque tres puntos verticales, ahí se abrirá un menú en el que deberá seleccionar Ajustes - Cuenta - Privacidad.

Se le mostrará una pantalla donde usted podrá seleccionar quién puede ver su información personal: la hora de su última conexión, su foto de perfil, información y estado, podrá escoger entre: Mis contactos, Todos o Nadie.

Otra estrategia sería adelantarse a que sus vecinos de número le escriban y bloquear previamente al número anterior y posterior al suyo.

En caso de que algún desconocido le escriba, el experto de ESET asegura que: “la reacción inicial debería ser la de ignorar ese mensaje y suponer que fue recibido por error”.

Pero “en caso que el mensaje llame la atención y se quiera contestar, se deberá tener el resguardo suficiente de no contestar nada privado y sensible hasta que se tenga total certeza de la identidad del emisor, ya sea validándola por algún otra vía, o con conocidos en común, como podría pasar si alguien escribe invocando a un tercero”, concluyó Lubeck.