Francesca Chinchilla. 8 agosto
De momento, la compañía no ha dado cifras exactas de los usuarios que fueron afectados, aunque sí alegaron que los problemas se resolvieron el pasado cinco de agosto. Foto: AFP.
De momento, la compañía no ha dado cifras exactas de los usuarios que fueron afectados, aunque sí alegaron que los problemas se resolvieron el pasado cinco de agosto. Foto: AFP.

Twitter admitió el pasado 6 de agosto que usó los datos de los usuarios de la red sin su consentimiento. Según un comunicado de la plataforma, obtuvo la información por medio de clics a videos o anuncios y se recopiló entre mayo de 2018 y agosto de 2019.

De acuerdo a la plataforma, puede existir una alta probabilidad de que hayan compartido los datos de los tuiteros con terceros. Además, afirmó que la crisis relacionada con la privacidad de sus usuarios de debió a problemas con la configuración del sitio web y que fueron descubiertos recientemente.

País de residencia, anuncios que vieron, fecha y si hubo interacción o no con el comercial, fueron parte de los datos que recopiló Twitter, quien dijo que todo se mantuvo dentro de la empresa y que no se guardó información sensible como direcciones de correo electrónico o contraseñas.

“Lamentamos que esto haya sucedido y estamos tomando las medidas necesarias para asegurarnos de no cometer un error similar nuevamente (…). Todavía estamos llevando a cabo nuestra investigación para determinar quién puede haber sido afectado y, si descubrimos más información que sea útil, la compartiremos”, dice en el comunicado.

Como parte de las precauciones, la compañía activó un protocolo que corrige las señales de autorización para compartir datos, las mismas que causaron el problema.

No es la primera crisis que tiene Twitter respecto a la privacidad de los usuarios, a inicios de 2019 la red presentó un fallo en la programación y expuso tuits privados de algunas cuentas.

De momento, la compañía no ha dado cifras exactas de los usuarios que fueron afectados, aunque sí alegaron que los problemas se resolvieron el pasado 5 de agosto.