Monserrath Vargas L..   22 julio
Los dueños de las cuentas aún podrán ver la cantidad de 'Me gusta' que tienen en sus publicaciones. Fotos: Mayela López

La red social de fotografías y videos está escondiendo los likes o ‘Me gusta’ en las publicaciones de sus usuarios en siete países: Australia, Brasil, Canadá, Irlanda, Italia, Japón y Nueva Zelanda.

Según los responsables de Instagram, su objetivo es que los contactos se centren en las fotos y los videos que comparten sus amigos y no en la cantidad de “Me gusta” que reciben.

Aunque esto no implica que los dueños de las cuentas dejen de ver sus propios likes: “Aún puedes ver tus propios ‘Me gusta’ tocando en la lista de personas que le han dado like (a una publicación), pero tus amigos no podrán ver cuántos ‘Me gusta’ has recibido en tu publicación”, advirtió Instagram en un tuit.

Ver más!

Además, la red social agregó en otra publicación: “Estamos ansiosos por aprender más sobre cómo este cambio podría beneficiar la experiencia de todos en Instagram”.

El experimento tiene sentido si se considera que diversos estudios apuntan a que, debido a que las personas suelen compartir contenidos que los hacen parecer perfectos, felices y sin preocupaciones en redes sociales, quienes no suelen publicar, pero sí observar esos contenidos de manera pasiva, están en riesgo de sufrir depresión.

Así lo sugiere una investigación efectuada por el doctor Phillip Ozimek de la Universidad de Ruhr Bochum (RUB) y publicada la semana anterior en la revista especializada Behavior & Information Technology.

Aunque el estudio se enfocó en Facebook, la dinámica que se da en Instagram es similar.

El investigador Phillip Ozimek apuntó que: “Se demostró que enfrentarse a la información social en Internet, que es selectiva y solo positiva y favorable, ya sea en Facebook y en otros sitios web, conduce a una menor autoestima” y que esta está estrechamente relacionada con los síntomas depresivos, por lo cual, los científicos consideran que incluso este efecto a corto plazo puede ser una fuente potencial de peligro.

El experimento de Instagram ya se veía venir, pues el jefe de Instagram, Adam Mosseri ya había adelantado en junio de este año, durante una entrevista con la CBS, citada por el sitio especializado CNET: “Queremos que sea un lugar donde la gente gaste más de su energía en conectarse con las personas que quieren y las cosas que les interesan” y no una competencia de quién tiene más likes.