Monserrath Vargas L.. 17 septiembre, 2018
Este dispositivo se lanzará el próximo 19 de setiembre en Costa Rica. (AP Photo/Richard Drew)
Este dispositivo se lanzará el próximo 19 de setiembre en Costa Rica. (AP Photo/Richard Drew)

El medio internacional New York Post asegura que una mujer llamada Diane Chung demandó a la coreana Samsung, debido a que su teléfono, un Galaxy Note9, explotó dentro de su bolso. Sin embargo, la compañía aseguró que no han sido informados de un incidente de ese tipo.

El relato apunta a que Chung, dedicada al negocio inmobiliario, se encontraba en un ascensor de un edificio de Bayside, en Queens, Nueva York cuando su teléfono "se puso extremadamente caliente". Luego, ella dejó de usar el dispositivo y lo puso en su bolso.

New York Post consigna que la supuesta afectada "escuchó un sonido de silbidos y chirridos, y notó que salía humo espeso de su bolso. Seguidamente, “Chung puso la bolsa en el piso del ascensor e intentó vaciarla, quemándose con los dedos mientras agarraba al Samsung que humeaba”

Ante la noticia, que también ha sido reproducida en medios de comunicación internacionales, Samsung aseguró que: “toma la seguridad del cliente muy en serio y respaldamos la calidad de los millones de dispositivos Galaxy en uso. No hemos recibido ningún informe de incidentes similares relacionados con un dispositivo Galaxy Note9 y estamos investigando el asunto”.

El hecho denunciado por Chung recuerda el episodio vivido por la compañía dos años atrás, cuando las baterías del Galaxy Note 7 comenzaron a explotar y sobrecalentarse, problema ocasionado por errores en el diseño y la producción en dos tipos diferentes de baterías, cometidos por dos fabricantes distintos, según trascendió tras una investigación, tiempo después.

Tras los reportes, el Galaxy Note 7 tuvo que salir del mercado para garantizar la seguridad de los usuarios.

Asimismo, la compañía manifestó que desde el retiro del mercado de ese modelo, “hemos reevaluado cada etapa del proceso de fabricación de nuestros smartphones y desarrollado un proceso de chequeo de seguridad de 8 puntos de la batería. Esto implica colocar a nuestras baterías bajo pruebas extremas, por dentro y por fuera, seguido de una inspección cuidadosa a través de rayos X y revisión manual. Estamos comprometidos a hacer dispositivos más seguros”.

El más reciente teléfono de la familia Galaxy fue lanzado en Nueva York el 9 de agosto, el dispositivo se caracteriza por conectividad bluetooth en su S Pen y cámara inteligente.