El Comercio, Perú, GDA.. 10 agosto

¿Android o iOS? La discusión sobre cuál es el mejor sistema operativo (OS) del mundo continúa vigente. Pero lo que está claro es que ambos dominan el mercado móvil mundial.

Los expertos afirman que tanto el sistema de Apple como el de Google tienen debilidades y fortalezas, que hacen que sus usuarios sigan prefiriéndolos. Es en este panorama en que cada uno de ellos no da un paso sin que el otro lo replique.

En medio de esta disputa tan cerrada, Huawei, la segunda firma más importante de móviles en el mundo, lanzó HarmonyOS, su propio sistema operativo, para hacer frente al veto impuesto por Estados Unidos.

¿Hay grandes diferencias entre iOS y Android?

Android está presente en nueve de cada diez dispositivos en todo el mundo, mientras que iOS es usado en todos los dispositivos móviles de Apple, la compañía más valorada del mundo. Pero ¿en qué se diferencian verdaderamente?

Para el analista tecnológico de Android Central, Russell Holly, “ya no hay diferencias funcionales importantes entre iOS y Android” en este momento, y solo los matices entre uno y otro pueden ser percibidos por los expertos.

Los expertos consideran que en este momento ya no hay grandes diferencias entre dispositivos con iOS y Android. (Foto: Pixabay)
Los expertos consideran que en este momento ya no hay grandes diferencias entre dispositivos con iOS y Android. (Foto: Pixabay)

Para Holly, depende mucho del usuario, ya que preferirá siempre el ecosistema digital al que está acostumbrado. "Por mucho que a Apple le guste alardear sobre seguridad o Google sobre inteligencia, la verdad es que la forma en que la mayoría de la gente usa sus teléfonos siempre ha dependido mucho más de si su teléfono tenía acceso a mismas cosas que sus amigos", afirma.

La diferencia en el costo

Los últimos iPhones tienen un costo superior a los 1.000 dólares, mientras que se puede conseguir celulares Android a una fracción de este precio, debido a que el sistema de Google es usado por diversos fabricantes en el mundo, mientras que iOS es exclusivo de Apple.

Esta es, para el portal especializado Digital Citizen, una de las principales diferencias: por un lado se tiene un ecosistema cerrado (iOS) y, por el otro, uno abierto, pero esta también es una desventaja para Android, pues Google no tiene un control total de SO, lo cual nos lleva al siguiente punto.

La seguridad

Apple siempre se ha presentado como una compañía preocupada por la seguridad de sus usuarios. Incluso ha mantenido disputas legales con el FBI al negarse a darle acceso a dispositivos que la agencia quería investigar.

Las actualizaciones de seguridad son, según Gizmodo, más frecuentes en iOS, lo cual hace más seguro a sus dispositivos; en el caso de Android, son los fabricantes los responsables de brindar los llamados 'parches' de seguridad, por lo cual esto pueden variar dependiendo de la marca.

Sin embargo, los casos de vulnerabilidades en las tiendas virtuales a través de aplicaciones maliciosas se han reportado tanto en iOS como en Android.

La exclusividad

Este año Apple tuvo que enfrentar las críticas de los desarrolladores, quienes la acusan de monopolizar el ingreso a la App Store.

La App Store es la única tienda de aplicaciones para dispositivos de Apple, que decide qué creaciones de software aceptar y se queda con un 30% de las transacciones financieras, según la agencia AFP.

Los iPhones son considerados dispositivos exclusivos. (Foto: Pixabay)
Los iPhones son considerados dispositivos exclusivos. (Foto: Pixabay)

Esta limitación llevó a un grupo de consumidos a demandar a Apple por comportamiento anticompetitivo. En mayo, la Corte Suprema de Estados Unidos declaró procedente la demanda. La compañía de la manzana dijo, por su parte, que su estricto control de la tienda le permite cuidar la privacidad del usuario y protegerse contra el software malicioso.

En contraste, las aplicaciones adaptadas para dispositivos móviles que funcionan con su rival, se pueden obtener en distintos lugares en línea además de la Play Store de Google, donde la firma de internet puede analizar las ofertas. Sin embargo, al no pasar por controles, es más probable que el usuario instale una app maliciosa y se exponga. Por ello, los expertos afirman que es importante llegar a un punto medio.

Aplicaciones, uso y publicidad

Si bien es cierto, muchas aplicaciones disponibles en la App Store tienen un mejor desempeño que sus contrapartes de Android, estas suelen ser de paga, y pueden tener un precio mucho más elevado que en la Play Store.

La ventaja, en el caos del iPhone, es que se tienen menos anuncios, mientras que en Android la mayoría de aplicaciones se basan en ellos. Apple obtiene sus principales ganancias por la venta de sus equipos, mientras que Google lo hace a través de la venta de los datos personas para la publicidad.

Las aplicaciones en la App Store suelen tener un precio elevado en comparación a la Play Store. (Foto: Pixabay)
Las aplicaciones en la App Store suelen tener un precio elevado en comparación a la Play Store. (Foto: Pixabay)

En cuanto al diseño, marcas como Samsung, Huawei o Motorola han hecho frente a Apple, que tenía esto como su principal fortaleza, de acuerdo a Xataka. La competencia por el tamaño de pantalla, reconocimiento facial, cámaras, etc. es cada vez más intensa y Google recién ha comenzado a ingresar en ello con Pixel Phone.

Un mercado casi cerrado

Los expertos concluyen que, debido a que iOS y Android dominan el mercado, será muy difícil para Huawei ingresar con su nuevo sistema operativo HarmonyOS.

Es probable que suceda lo mismo que con Microsoft, que intentó lanzar una versión para móviles de su famoso Windows en 2010, pero solo logró ofrecerla en sus propios teléfonos. El Windows Phone no tuvo éxito y Microsoft abandonó la aventura en 2017. Su sistema desapareció a finales de 2019.

Huawei espera competir con iOS y Android con su propio sistema operativo. (Foto: Pixabay).
Huawei espera competir con iOS y Android con su propio sistema operativo. (Foto: Pixabay).

El desafío, afirman, es que se necesitan años para ganar la confianza de los fabricantes de smartphones y de desarrolladores de aplicaciones para que estos adopten sus programas al nuevo sistema, de manera que se seduzca finalmente a los usuarios con una oferta variada.