Por: Monserrath Vargas L..   13 junio
La gigante de la manzana siempre ha posicionado sus teléfonos inteligentes como dispositivos seguros a los que solo el propietario del equipo debería tener acceso. / AFP PHOTO / Josh Edelson
La gigante de la manzana siempre ha posicionado sus teléfonos inteligentes como dispositivos seguros a los que solo el propietario del equipo debería tener acceso. / AFP PHOTO / Josh Edelson

Apple aseguró que planea realizar una actualización de software para evitar que las autoridades de gobierno puedan acceder a los dispositivos iPhone y obtener de información de sus usuarios.

Así lo asegura una publicación en The New York Times en la que también se consigna que el anuncio enfureció “ a la policía y otros funcionarios, reavivando un debate sobre si el gobierno tiene derecho a entrar en los dispositivos personales que están en el centro de la vida moderna”.

La gigante de la manzana siempre ha posicionado sus teléfonos inteligentes como dispositivos seguros a los que solo el propietario del equipo debería tener acceso. Sin embargo, esta situación le hizo enfrentar un pulso con el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) en el 2016.

En ese año, el FBI logró burlar la seguridad de Apple y tener acceso a la información contenida en uno de sus teléfonos inteligentes iPhone 5C.

El dispositivo al que se accedió, en aquel momento, pertenecía a Syed Farook, quien junto con su esposa Tashfeen Malik, murió en diciembre de 2016, durante un tiroteo con la policía, tras asesinar a 14 personas en San Bernardino, California, Estados Unidos.

En aquella ocasión, se comentó que “el acceso logrado por el Gobierno estadounidense al smartphone de Farook ha puesto en evidencia que podría existir una vulnerabilidad que permite acceder a los dispositivos de la compañía Apple”, informó La Nación.

Es por esa razón que ahora la gigante de la manzana, con base en Cupertino, California, asegura que: “está planeando una actualización de software para iPhone que desactivará efectivamente el puerto de carga y datos del teléfono, la apertura donde los usuarios enchufan auriculares, cables de alimentación y adaptadores, una hora después de que el teléfono esté bloqueado”, consignó The New York Times.

El mencionado periódico también informó que “Es probable que Apple no lo haga más fácil para la policía si no es forzado por el Congreso, dado que ha convertido la privacidad y seguridad de los iPhones en un punto de venta central”.