Agencia AP. 4 marzo
En mayo del 2019, Google hizo su conferencia anual en Mountain View, California. Ahora la canceló por el efecto coronavirus. AFP
En mayo del 2019, Google hizo su conferencia anual en Mountain View, California. Ahora la canceló por el efecto coronavirus. AFP

Fráncfort (AP) — Una gran cantidad de ferias comerciales –de vehículos, vinos, rifles de caza y hasta de cuchillos de cocina– están siendo canceladas alrededor del mundo debido a la crisis del coronavirus, aunque algunas se están realizando por video con la esperanza de atraer a los clientes y evitar pérdidas.

Aun con eso, expertos en mercadeo y ejecutivos de empresas advierten que nada puede reemplazar el contacto físico con los clientes y que la industria de las ferias está al borde de sufrir pérdidas por la ausencia de reservaciones de hoteles, restaurantes y taxis.

La Feria Automovilística de Ginebra decidió poner en Internet las presentaciones de nuevos modelos y las conferencias de prensa el martes, al haber cancelado en evento.

En una de esas conferencias digitales, BMW presentó su vehículo eléctrico i4 desde Múnich, mientras Daimler y Volkswagen realizaron sus propias presentaciones en línea.

El evento en Ginebra fue cancelado luego que las autoridades locales prohibieron concentraciones de más de 1.000 personas a fin de contrarrestar el virus.

Si bien algunas empresas automovilísticas ya antes habían hecho anuncios en línea para fortalecer su presencia en las redes sociales, expertos advierten que ello no reemplaza el contacto personal con los clientes o con otros cargos de la industria.

“No es simplemente para conseguir ventas. Es también para fortalecer la comunidad”, indicó Gernot Gehrke, profesor de administración y organización de eventos en la Universidad de Ciencias y Artes Aplicadas en Hanover.

Las ferias comerciales, que en ocasiones generan ventas mucho tiempo después de la presentación inicial, son “un punto de contacto con el cliente que busca crear una relación estable con el cliente, o con gente u organizaciones que son clientes potenciales”, añadió Gehrke.

Los eventos son además una gran fuente de ingresos. Los ponentes pagan por anticipado por el espacio y pierden dinero cuando hay cancelaciones a última hora.

La Feria Automovilística de Ginebra, calculan organizadores, iba a generar ingresos de 250 millones de dólares para la zona metropolitana.

“Es una enorme pérdida para todo el mundo”, expresó Oliver Rihs, gerente del evento que hasta ahora planea realizarse el año entrante.

Las ferias comerciales son tradicionales en Alemania, donde se celebran entre 160 y 180 cada año, generando 14.500 millones de euros (16.000 millones de dólares) de los visitantes y exhibidores e inyectando un total de 28.000 millones de euros a la economía local, además de proveer 230.000 empleos, 100.000 de ellos a tiempo completo.

Art Basel, la feria de arte moderno y contemporáneo, adelantó el debut de una nueva iniciativa digital luego que su edición en Hong Kong fue cancelada debido al virus.

Las “salas” en la Internet estarán en vivo del 20 al 25 de marzo, luego de dos días de avances para invitados especiales. La iniciativa digital les permitirá a los coleccionistas examinar miles de obras de arte y ponerse en contacto directo con las galerías.

Pero las muestras en la Internet serían una pobre opción para la industria de relojes de lujo, que sufre por la cancelación de dos eventos importantes _ Baselworld y Watches & Wonders Geneva.

“La industria relojera depende mucho del contacto manual. La única forma de tener una idea clara de esos productos es sosteniéndolos en las manos y mirándolos y conectando con la emoción inherente de la manufactura de esas obras maestras increíbles”, dijo Roberta Naas, que ha escrito varios libros sobre relojes y fundó el portal www.ATimelyPerspective.com.

Otra cancelación importante fue la Mobile World Congress (Congreso Mundial de Móviles) en Barcelona, la mayor feria del sector de tecnología inalámbrica en el mundo. Otras ferias aplazadas pudieran ser menos conocidas para el público, pero son muy importantes para sus industrias. Este mes, el centro de exhibiciones de Duesseldorf ha registrado aplazamientos de ferias de vino y licores, metalurgia y tecnología manufacturera, almacenamiento de energía, alambres y cables.