AFP .   21 enero

París. La Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL), autoridad francesa de protección de datos, infligió una multa de 50 millones de euros, el lunes pasado, a Google por no haber informado de manera clara a sus usuarios sobre su política de uso de datos personales.

En el comunicado difundido por el organismo, se explicó que la sanción se debe a la “falta de transparencia, información insatisfactoria y ausencia de consentimiento válido” sobre la utilización de los datos personales de sus usuarios.

La CNIL, argumentó que Google dificulta la comprensión y la gestión de las preferencias de los usuarios, en particular, lo referente a la publicidad dirigida.

“La gente espera de nosotros altos estándares de transparencia y control. Estamos profundamente comprometidos a cumplir con esas expectativas y los requisitos de consentimiento del GDPR”, declaró un portavoz de Google.

“Estamos estudiando las decisión para determinar nuestros próximos pasos”, agregó.

Esta sanción surge en un momento clave, ya que desde el 25 de mayo entró a regir el nuevo reglamento europeo de protección de datos (RGPD), el cual, prevé sanciones de hasta 4% del volumen de negocio total anual global por incumplimiento de la obligación de proteger los datos personales de los ciudadanos europeos.

Google ha estado bajo la mira en diversas ocasiones, por supuestos usos incorrectos de la información personal de sus usuarios. (Foto: Ben Quinton)

“No negamos que Google informe (a sus usuarios sobre el uso de sus datos personales), pero la información no es fácilmente accesible y está diseminada en diferentes documentos”, comentó Mathias Moulin, director de la protección de los derechos y de las sanciones de la CNIL, a la AFP.

El especialista concluyó que Google no propone una información “clara y comprensible”, ya que en muchas ocasiones es necesario hasta 5 clics para acceder a una información.

La sanción fue recibida por la CNIL, luego de recibir quejas colectivas de dos asociaciones en mayo del año pasado, una fue presentada en nombre de aproximadamente 10.000 firmantes por la asociación francesa Quadrature du Net, mientras que la otra fue presentada por None of your Business, creada por el activista Max Schrems.