Agencia AP.   19 febrero
Las demandas contra el MIT y Harvard en 2015 denunciaban que los sordos y otras personas con discapacidades auditivas quedan privados del valor educativo. Foto: MIT

Boston (AP) — El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) accedió a colocar subtítulos en sus videos educativos, poniendo fin a una demanda que lo acusaba de discriminar a las personas sordas o con otros problemas auditivos.

La decisión ocurre pocos meses después de que la Universidad de Harvard tomó medidas similares para resolver un litigio de la Asociación Nacional de Sordos, según la cual esas casas de estudio estaban discriminando a quienes sufren de problemas auditivos, al no colocar subtítulos en los videos de conferencias y materiales promocionales en internet.

“¿Por qué no quería una universidad hacer que sus contenidos fueran disponibles para todos?”, declaró Howard Rosenblum, director general de la asociación. “Queremos que, de ahora en adelante, todos los colegios y universidades estén conscientes de esta necesidad”.

Las demandas presentadas contra el MIT y Harvard en 2015 denunciaban que los sordos y otras personas con discapacidades auditivas quedan privados del valor educativo de esas instituciones debido a que los videos no tenían subtítulos o tenían subtítulos deficientes.

Tanto Harvard como el MIT trataron de persuadir a los tribunales a que desestimen los casos, argumentando que la ley no les obliga a colocar subtítulos en todos sus contenidos digitales. Sin embargo, un juez falló el año pasado que todo el contenido publicado por las universidades está sujeto a las leyes federales de derechos civiles.

Con el acuerdo, MIT se compromete a ponerle subtítulos a todos sus contenidos audiovisuales en su portal de internet, o en los canales de las instituciones en sitios como YouTube y SoundCloud. Además, se compromete a ofrecer subtítulos en vivo para los eventos que son transmitidos vía streaming.

Todo contenido colocado en internet previo al 1 de enero de 2019 deberá tener subtítulos o ser retirado del medio en caso de que alguien lo solicite, según el acuerdo.

El acuerdo tiene que ser aprobado por un juez antes de entrar en vigencia.

Una vocera de MIT no respondió el martes por el momento a pedidos de comentarios.