Monserrath Vargas L.. 2 julio
Costa Rica obtuvo buen puntaje en rubros como necesidades básicas, negocios e inversión del Gobierno y ocupa el tercer lugar en Latinoamérica en el tema de capital humano. Sin embargo, hay aspectos que debe mejorar, como por ejemplo el ambiente para el desarrollo de startups o empresas emergentes. Foto: Archivo LN
Costa Rica obtuvo buen puntaje en rubros como necesidades básicas, negocios e inversión del Gobierno y ocupa el tercer lugar en Latinoamérica en el tema de capital humano. Sin embargo, hay aspectos que debe mejorar, como por ejemplo el ambiente para el desarrollo de startups o empresas emergentes. Foto: Archivo LN

Costa Rica es un país capaz de aprovechar la tecnología digital y listo para aumentar su ritmo de innovación, así se desprende del Digital Readiness Index, un índice desarrollado por Cisco en conjunto con Gartner, en el que se midió el desempeño digital de 118 naciones, 19 de ellas de Latinoamérica.

Inclusive, el informe coloca a Costa Rica como el tercer país mejor clasificado dentro del ranquin en la Etapa de Aceleración en América Latina, donde además empata en el puesto 34 a nivel mundial.

El índice identifica tres etapas de preparación digital, las cuales son: activar (la etapa más baja), acelerar (países en la etapa intermedia) y amplificar (aquellos en la etapa más alta de preparación digital). Es decir, Costa Rica se encuentra en un puesto intermedio.

¿Qué significa esa posición? Los países que como el nuestro están en un nivel intermedio “pueden maximizar el impacto positivo de la digitalización en el crecimiento económico”, afirmó Cisco en su análisis.

Entre más digitalizada está una nación, más competitiva será a nivel global, mayor será su Producto Interno Bruto y más se fomentará en ella la innovación y la creación de nuevos puestos de trabajo.

Luis Carlotti, country manager de Cisco Costa Rica, explicó que la digitalización influye en los servicios que se brindan a las personas y directamente en la economía. “Surgen nuevos puestos de trabajo y tienes que empezar a formar gente y a preparar el entorno para que se dé el proceso de digitalización. Va a requerir inversión, provocar que haya personas con nuevos ingresos y esto impacta la economía del país”.

También influye en las empresas y en la capacidad de una nación de vender servicios hacia el mundo. De no digitalizarse, los países corren el riesgo de quedarse atrás y no poder posicionarse, aclaró Carlotti.

Según el estudio, el promedio de preparación digital de Latinoamérica fue de 11,78 y el promedio global de preparación digital es de 11,96.

Las puntuaciones globales de preparación digital para los países en la etapa más alta (Amplificar) promediaron 16,83. Aquellos en la etapa intermedia de preparación digital (Acelerar) promediaron 12,49, y aquellos en la etapa más baja de preparación digital (Activar) obtuvieron un promedio de 7,91.

La calificación obtenida por Costa Rica es de un 13,89, seguida de cerca por Panamá (13,41) y superada tan solo por Chile (13,92) y Uruguay (14,07).

El informe
Fortalecer un ambiente que favorezca el emprendiemiento es una de las recomendaciones del índice de Cisco, para obtener una mejor puntuación. Imágenes con fines ilustrativos. Fotos: Mayela López
Fortalecer un ambiente que favorezca el emprendiemiento es una de las recomendaciones del índice de Cisco, para obtener una mejor puntuación. Imágenes con fines ilustrativos. Fotos: Mayela López

Para lograr la confección de este índice, se utilizaron datos estandarizados disponibles para cada uno de los países.

En este caso, contemplaron siete componentes y cada país recibió una calificación en información proveniente de fuentes acreditadas, entre ellas: el Banco Mundial, el Foro Económico Mundial, Gartner y las Naciones Unidas. Finalmente, se sumó para crear un puntaje de preparación digital total, según explicó Cisco.

Los indicadores que se tomaron en cuenta fueron la infraestructura tecnológica, entendida como suscripciones de telefonía fija y de banda ancha, servidores de Internet, servicios de red y estimado de gasto en Tecnologías de Información. Además de adopción de tecnología, en la que se consideró penetración de dispositivos móviles, uso de Internet, servicios de nube (estimado de gastos en TI).

Asimismo, se consideró el capital humano, rubro que incluye fuerza laboral total, tasa de educación de adultos, índice de educación (años de estudio), población (de 0 a 14 años); necesidades básicas, entre las que se considera expectativa de vida, tasa de mortalidad (debajo de 5 años), acceso a electricidad.

También la facilidad para hacer negocios: imperio de la ley, facilidades de logística e infraestructura, servicios; la inversión del Gobierno y de negocio, entre estos aspectos como inversión extranjera directa, exportación de alta tecnología, éxito del gobierno en la promoción de Tecnologías de Información.

El emprendimiento es otro de los aspectos tomados en cuenta, específicamente se evaluó la fortaleza de derechos legales, tiempo requerido para iniciar un negocio y disponibilidad de capital.

Costa Rica obtuvo buen puntaje en rubros como necesidades básicas, negocios e inversión del Gobierno y ocupa el tercer lugar en Latinoamérica en el tema de capital humano. Sin embargo, hay aspectos que debe mejorar, como por ejemplo el ambiente para el desarrollo de startups o empresas emergentes.

“Si el país se dedica a la inversión en infraestructura implicaría que hayan nuevos servicios que empiecen a incorporarse: educación, salud y eso la haría atractiva para que empresas inviertan”.

El país tiene espacio de mejora para superar la posición intermedia. Según Luis Carlotti, aunque cuenta con buena infraestructura para llegar a casi todo el territorio, esa capacidad no necesariamente es de calidad.

“Si el país se dedica a la inversión en infraestructura, implicaría que hayan nuevos servicios que empiecen a incorporarse: educación, salud y eso la haría atractiva para que empresas inviertan”, comentó.

Asimismo, manifestó que esto podría verse también como una ventaja para mejorar el ecosistema para el emprendimiento, “cuando el conocimiento empieza a llegar a las comunidades, estas empiezan a tener conciencia de la capacidad que ofrecen los nuevos medios de crear nuevos puestos de trabajo o tu propia empresa”, aclaró.

En un reciente informe de conectividad de Huawei, se calculaba que la digitalización de la industria podría generar para la economía digital hasta $23.000 millones en el 2025.

Además, se señalaba que: “La próxima ola de crecimiento explosivo en la economía digital vendrá de la digitalización industrial, creando conexiones más integradas entre todas las cosas, máquinas y personas en entornos industriales, a través del mayor poder computacional y análisis de datos masivos para proporcionar inteligencia de negocios, automatización y mayor flexibilidad en todo el proceso de producción”.