Lucía Astorga. 18 diciembre, 2019
La ingeniera Ileana Rojas asumió desde el pasado 28 de octubre, la gerencia general de Intel en Costa Rica. Fotografía José Cordero
La ingeniera Ileana Rojas asumió desde el pasado 28 de octubre, la gerencia general de Intel en Costa Rica. Fotografía José Cordero

“La tecnología es cada vez más compleja, entonces nosotros necesitamos más especialización. ¿Qué significa eso? Necesitamos en Costa Rica más ingenieros con maestrías y con doctorados, es fundamental, ese es el nivel de complejidad en el que estamos”.

De esta forma describe la ingeniera Ileana Rojas, uno de los principales retos que enfrenta, desde que el pasado 28 de octubre se convirtiera en la primera mujer en ocupar el cargo de gerenta general de Intel Costa Rica

Su designación es doblemente histórica porque también fue nombrada como gerenta de Ingeniería de Productos de Manufactura (MPE), lo que significa que por primera vez, en los 22 años de historia de Intel en suelo tico, la empresa tiene un liderazgo 100% costarricense.

“(...) para mí es un gran reto demostrar que los costarricenses podemos seguir operando con excelencia y que podemos incluso, seguir teniendo más oportunidades, de la mano de un equipo de líderes costarricenses que es muy capaz”, expresó Rojas a La Nación.

(Video) ¿Cuál es el futuro de Intel Costa Rica?

La ingeniera de 49 años y oriunda de Pérez Zeledón, conoce la empresa a la perfección; se unió a ella en 1997, justamente cuando abrió sus puertas en Costa Rica.

A través de esos 22 años, Rojas dice haber notado "una mejora en la calidad del talento que hemos tenido, pero la velocidad con la que nosotros necesitamos generar lo que se necesita hoy es increíblemente más rápida que la que tuvimos cuando arrancamos en 1997, entonces sí necesitamos movernos a una velocidad mucho más rápida para competir con esos países que ya tienen esas especializaciones ese talento y esa experiencia generada”.

¿Qué buscan?
Uno de los pilares de trabajo que tendrá la nueva gerenta general de Intel, es el reforzar la especialización del talento, con ayuda de actores externos, como el Gobierno e instituciones educativas. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
Uno de los pilares de trabajo que tendrá la nueva gerenta general de Intel, es el reforzar la especialización del talento, con ayuda de actores externos, como el Gobierno e instituciones educativas. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

La necesidad de profesionales especializados es muy variada. A nivel de servicios corporativos, por ejemplo requieren contadores que sepan sobre las diferentes ramas, a un nivel más profundo del que cuentan actualmente; lo mismo en recursos humanos, con temas como transformación de procesos.

Otras áreas son la automatización segura y la ciencia de los datos. Este último, según la nueva gerenta, “es inmensamente grande y demandado; nosotros lo desarrollamos internamente, pero lo ideal es que vengan (los profesionales) de afuera, con unas bases muy fuertes en eso”.

La especialización no es el único pilar de trabajo que se ha propuesto Rojas. En su lista de tareas también se encuentra el mantener la excelencia operacional que, a su criterio, ha caracterizado a la empresa durante 22 años de existencia, a la vez que incursionan en innovación disruptiva, que realmente haga una diferencia en el negocio de Intel.

"Intel (corporación) tiene una estrategia muy clara, que es ser una compañía basada en los datos, que puede proveer toda la tecnología que se necesita en una era en que los datos son fundamentales.

Intel Costa Rica tiene que seguir agregando más y más valor del que tenemos hoy, para que Intel alcance esa estrategia. Entonces, ¿qué veo a futuro? más valor agregado de nuestro sitio hacia la corporación", explicó.

¿Quién es Ileana Rojas?
La ingeniera Ileana Rojas es oriunda de Pérez Zeledón y, desde muy pequeña, supo que quería cursar computación. Para cumplir su sueño, dejó su hogar y se fue a estudiar a la Gran Área Metropolitana (GAM). Fotografía José Cordero
La ingeniera Ileana Rojas es oriunda de Pérez Zeledón y, desde muy pequeña, supo que quería cursar computación. Para cumplir su sueño, dejó su hogar y se fue a estudiar a la Gran Área Metropolitana (GAM). Fotografía José Cordero

La nueva gerenta general, nació y creció en Pérez Zeledón, donde permaneció hasta los 16 años cuando culminó sus estudios en el Liceo UNESCO. “En aquellos tiempos lo ponían a uno a empezar la escuela antes, entonces, por eso salí más temprano”, explicó.

Su papá es oriundo San Carlos y su mamá de Heredia, ambos educadores.

Siempre tuvo claro que quería cursar la carrera de computación, lo que también representó un reto porque debía dejar su hogar, para estudiar en el Gran Área Metropolitana (GAM).

“A mi mamá le daba susto que me viniera a trabajar y estudiar a San José, entonces, hubo ahí una negociación de todo un año para que escogiera alguna carrera que hubiera allá. Al punto medio que llegamos, fue que iba a sacar computación, pero en la Universidad Nacional, en Heredia. Porque ahí se podía hacer una carrera más corta, existía el diplomado y me podía devolver”, relató.

Pero Rojas, la hija menor de la familia, nunca regresó. A los dos años de finalizar sus estudios, empezó a trabajar y estudiar inglés en el Centro Cultural Costarricense Norteamericano. También sacó su bachillerato, en la Universidad Internacional de las Américas (UIA).

Superando paradigmas

(Video) Lo que debe saber de la nueva gerenta general de Intel

La hoy gerenta general de una de las compañías más importantes del mundo, se enfrentó en aquella época a una idea, que incluso era latente entre algunos miembros de la familia: que no era una carrera para mujeres.

“Había el paradigma de que estudiar una ingeniería, como computación, no era lo ideal para una mujer, porque iba a tener que trabajar horas extra, lo cual no se asocia a poder tener una familia y un horario tradicional. Pero bueno, sí se puede, aquí estoy con dos hijas, grandes ya, a las que he podido dedicarles tiempo”, dijo con orgullo.

Cuando sus hijas estaban pequeñas, Rojas decidió trabajar medio tiempo por muchos años, hasta que eventualmente volvió a un horario de tiempo completo.

"¿Significaba eso ir un poco más despacio en el avance profesional (trabajar medio tiempo)? puede ser, no lo puedo saber. Pero lo que sí sé, es que a mí me realizaba profesionalmente y en Intel, hay esa ventaja.

“Aquí hay muchas políticas de balance de vida personal, que uno puede utilizar, de acuerdo con la etapa de vida a la que esté, entonces, yo las aproveché casi que todas”, puntualizó.