Monserrath Vargas L.. 7 agosto
Antony Ramírez, Nazareth Mata, Diego Hernández, Maxwell Jornae Pita , Valeria Saborío y Josué Ortega son los seleccionados para estudiar en los Community Colleges en Estados Unidos. Fotografía: Cristina Solís para LN.
Antony Ramírez, Nazareth Mata, Diego Hernández, Maxwell Jornae Pita , Valeria Saborío y Josué Ortega son los seleccionados para estudiar en los Community Colleges en Estados Unidos. Fotografía: Cristina Solís para LN.

El sueño de estudiar una carrera relacionada con tecnología en el extranjero se cumplirá para seis jóvenes costarricenses, que obtuvieron una beca para cursar estudios técnicos en Estados Unidos.

El incentivo otorgado por Fundación Crusa, Cinde, la Embajada de Estados Unidos, United Airlines y el Centro Cultural Costarricense Norteamericano beneficiará a muchachas como María Nazareth Mata, de 17 años y vecina de Pérez Zeledón.

“La mayoría de gente ve que las áreas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) son solo de hombres, por ser ingenierías, pero también a las mujeres nos encanta la robótica, o la ingeniería civil o industrial, como a Valeria (otra de las ganadoras de la beca). Las mujeres podemos tomar estas oportunidades”, aseguró convencida esta joven.

Ella asegura que postularse para la beca es una idea que llevaba rondando en su cabeza desde hace un año, pues su hermana la había etiquetado en una publicación en Facebook. También, en un curso de inglés que llevó, le hablaron de la oportunidad.

Aunque cualidades como ser participativa la hacen sobresalir, en este caso su destacado nivel académico, dominio del idioma inglés y liderazgo la convirtieron en una de las seleccionadas para obtener esta beca y así asistir a un Community College, donde además de adquirir conocimientos podrá ponerlos en práctica, haciendo pasantías en empresas que tienen operaciones en Costa Rica y cuyas oficinas centrales se encuentran en EE. UU.

Esta alumna del Colegio Técnico Profesional General Viejo de Pérez Zeledón está interesada en estudiar alguna carrera relacionada con la ingeniería.

Para ser seleccionada, María Nazareth tuvo que hacer algunos sacrificios, por ejemplo, sus vacaciones de 15 días las pasó estudiando para enfrentar un examen de matemáticas en inglés y luego una de serie de entrevistas que definirían si le otorgaban esta oportunidad.

A pesar de que dejar su casa es uno de los requisitos para vivir esta aventura, esta joven vecina de Peñas Blancas está dispuesta a hacerlo.

Valeria Saborío y Nazareth Mata están interesadas en estudiar ingeniería. Fotografía: Cristina Solís Cabrera.
Valeria Saborío y Nazareth Mata están interesadas en estudiar ingeniería. Fotografía: Cristina Solís Cabrera.
Jóvenes con trayectoria

Lo mismo le sucede a Valeria Saborío de 19 años, otra de las seleccionadas, quien estudia en el Colegio Técnico Profesional de Santa Ana.

Ella asegura que junto a su familia se ha estado preparando para cuando llegue el momento de partir a estudiar en el extranjero, sin embargo, asegura que es un sueño que ha tenido y que planea “aprovecharlo y vivirlo al máximo”.

“Ingeniería industrial me apasiona muchísimo: por la mezcla que tiene esta carrera y a la vez por lo general que es, puedo abarcar muchas necesidades que hay en el mercado y en el área de ciencia y tecnología”, afirmó decidida Saborío.

A su corta edad, ya cuenta con trayectoria en el campo de la ciencia y tecnología, pues con su equipo resultó ganadora de la categoría máster de Gestión de Residuos, en la Primera Hackatón Femenina Centroamericana, organizada por Sulá Batsú y además de hablar inglés, también habla portugués.

Así como estas jóvenes, otros muchachos como Diego Andrés Hernández, de 18 años y alumno del Colegio Técnico Profesional (CTP) de San Isidro de Heredia; Maxwell Jornae Pita del CTP de San Agustín de 18 años y Antony Ramírez de 19, y estudiante del Colegio Vocacional de Artes y Oficios, además de Josué Gabriel Ortega, de 18 años y alumno del Colegio Gregorio José Ramírez Castro obtuvieron la oportunidad de estudiar en el extranjero.

Diego Andrés Hernández aseguró que tiene muy claro lo que estudiará: Ciberseguridad, aunque sabe que aprenderá también el idioma y la cultura.

“Actualmente hay una alta demanda sobre esta carrera, porque la ciberdelincuencia está creciendo (...) Es algo muy importante, me llama la atención y al ser estudiante de informática en redes ya conozco la carrera y es lo que quiero seguir haciendo”, comentó.

Las Becas de Técnicos Especializados Dra Ana Sittenfeld tienen un presupuesto total de $1.567.000 por un período de cinco años, debido a lo anterior, se seguirán otorgando estos incentivos hasta el 2021.

Estos subsidios cubren los costos de la matrícula, seguro de salud y gastos de manutención. Los boletos aéreos de los becados fueron donados por United Airlines en esta oportunidad.

Marisela Bonilla, coordinadora de capital humano, conocimiento e innovación de la Fundación Crusa aseguró que para ellos es: “de vital importancia apoyar al país en la creación de capacidades en áreas que son estratégicas, sobre todo para impulsar la economía del conocimiento y la innovación”.

Mientras que la consejera de prensa y cultura de la Embajada de Estados Unidos, Addie Schroeder, explicó que estas oportunidades permitirán a estudiantes costarricenses obtener mejor nivel académico y profesional.