Monserrath Vargas L..   27 enero
Jóvenes plantean soluciones tecnológicas para garantizar a los compradores que el producto que comen fue pescado de manera sostenible. Foto: Remora XYZ.

Una empresa costarricense que permite conectar a consumidores con operadores de pesca responsable fue admitida como la única representante del continente americano en el programa de aceleración Katapult Ocean en Oslo, Noruega.

La startup o compañía emergente Remora XYZ fue elegida entre más de 500 firmas que aplicaron para ingresar a este programa dirigido a ayudar a construir y escalar negocios rentables con un impacto positivo en los océanos.

Remora XYZ es una compañía que nació como un proyecto interno de la empresa Imagine XYZ (una firma de investigación, desarrollo e innovación tecnológica),}

Sin embargo, poco a poco “empezó a generar la tracción suficiente para ser una empresa independiente”, explicó Bryan Navarro, uno de los fundadores.

¿A qué se dedica? Su objetivo principal es monitorear, a un bajo costo, las embarcaciones pesqueras y, en segunda instancia, pretende recopilar la información asociada a la actividad realizada por un determinado pescador.

En tercer lugar, pretende conectar a pescadores responsables con consumidores responsables, a fin de que eventualmente incluso se puedan desprender sellos de certificación sostenible del producto, aseveró Navarro.

El hecho de que la empresa tica “ataca el problema de la transparencia en la cadena de valor de la industria pesquera desde el origen, combinando el conocimiento local y la relación con nuevas tecnologías” es según Maren Hjorth Bauer, CEO y cofundador de Katapult Ocean la razón por la que fue una de las seleccionadas para esta etapa de aceleración.

Los responsables de la compañía se conocieron en el Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec). Desde el 2012, estos muchachos trabajan juntos, pues fueron parte del equipo de universitarios que se involucró en el proyecto Trópika (el concepto, diseño y desarrollo de una casa inteligente que participó en el Solar Decathon Europe 2014).

“En ese entonces Juan Carlos Martí (ingeniero en Diseño Industrial) y yo (licenciado en Administración de Tecnologías de Información) fuimos los líderes generales de ese proyecto.

"Y los otros tres socios Javier Carvajal (ingeniero en Electrónica), Hugo Sánchez (ingeniero en Mecatrónica) y Adrian Sánchez (ingeniero en Computación), lideraban otras áreas del mismo proyecto como las de Eficiencia Energética y Domótica”, recordó Navarro.

Javier Carvajal, Adrián Sánchez y Juan Carlos Marti se encuentran en Oslo, para atender el programa de la aceleradora que será de tres meses. Foto: Remora XYZ
Sostenibilidad, la palabra clave

Ellos vieron una necesidad en cuanto a la conservación y protección de los mares y océanos, ya que, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), más del 30% de las especies marinas son sobreexplotadas, además de lo difícil que resulta el control y monitoreo de las actividades que se generan en las áreas marinas en general.

¿Cómo se garantiza la sostenibilidad del producto? Según la empresa, se alcanza gracias a que cada una de las soluciones desarrolladas por ellos abarca la cadena de valor del pescado. De esa forma se puede determinar si un producto en particular fue o no pescado en un área protegida, región de veda y otros datos como la talla de los peces, entre otras variables.

La compañía tiene sede en Costa Rica, pero por el momento tres de sus fundadores: Juan Carlos, Adrián y Javier están en Oslo, recibiendo el programa de aceleración.

Mientras que Hugo y Bryan Navarro se quedaron en el país atendiendo las responsabilidades de su empresa principal Imagine XYZ y otros compromisos asociados a Remora XYZ.

Aceleradora

Junto a la iniciativa de estos ticos, se estarán acelerando otras 10 empresas de tecnología océanica, entre el 14 de enero y el 8 de abril de este 2019.

Algunas de ellas son Brim Explorer, la cual ofrece barcos de última generación para un turismo silencioso y sostenible o Recyclo, que previene que los residuos lleguen a los océanos a través de la logística y de un mercado en línea para el comercio de residuos.

Todas estas compañías cumplirán con un programa de tres meses y se enfocarán en el desarrollo, la preparación frente a inversionistas y el liderazgo, así como tecnología de punta e introducciones al ecosistema tecnológico oceánico noruego y mundial.

Entre las ventajas que tendrán los costarricenses, al ser parte del primer grupo de empresas que son aceleradas por Katapult Ocean, destacan la posibilidad de establecer “vinculación directa con uno de los ecosistemas de innovación más desarrollados del mundo y que propiamente dispone de un expertise muy amplio en materia de mares y océanos”, manifestó Navarro.

Como parte del programa, las empresas participantes accederán a mentores y expertos en mares, océanos, sostenibilidad, nuevas tecnologías, modelos de negocios, así como inversionistas y organizaciones.

Katapult Ocean cuenta con financiación privada y la próxima ronda de aceleración iniciará en setiembre del 2019, para quienes estén interesados las solicitudes ya están abiertas.