El Tiempo, Colombia, GDA.. 29 mayo

Los carros que pueden manejarse solos cada vez son más cotidianos. Estados Unidos y China lideran este mercado, pero el país asiático sorprendió recientemente con una competencia automovilística sin pilotos.

En la ciudad de Tianjin, docenas de vehículos autónomos corrieron por el mejor tiempo en un circuito equivalente a 10 canchas de fútbol. Tuvieron que esquivar baches, dar vueltas repentinas; sobrepasar la niebla artificial, e incluso eludir vacas y ovejas falsas a lo largo del camino.

Los autos demostraron su destreza para esquivar los obstáculos, sin embargo, en una prueba que ocasionaba que la pista se hiciera más estrecha varios de los carros chocaron directamente, lo que obligó a los técnicos a despejar el tramo y reiniciar los vehículos.

Otro incidente ocurrió cuando uno de los carros pasó por encima de un falso bazar campestre que no logró esquivar pese a que la velocidad estaba limitada a menos de 30 kilómetros por hora.

Si bien la carrera, organizada por el principal grupo de expertos automotores de China busca estimular los esfuerzos ligados a los vehículos autónomos en el país, también devela lo incipiente que es esta tecnología.

La tercera edición de la competencia anual contó con la participación de fabricantes de automóviles como Beijing Electric Vehicle y China FAW Group, además de universidades y entidades de investigación. El equipo de la Universidad Tsinghua fue el ganador de la competencia, seguido de Beijing Electric.

El evento de tres días consiste en un reto en el campo, una carrera con obstáculos urbanos y un desafió de carretera. También hay un concurso extremo opcional que evalúa a los autos en áreas como planificación de rutas y manejo de dilemas éticos.

"La invención del automóvil cambió la percepción de la gente sobre el tiempo y el espacio", comentó Li Deyi, presidente de la Asociación China de Inteligencia Artificial, en la ceremonia de apertura del evento. "La revolución actual cambiará la naturaleza de los autos y los convertirá en algo más que una herramienta de transporte para los seres humanos", añadió.

Compañías chinas como Baidu y Pony.ai sortean estrictos reglamentos locales y calles congestionadas en su intento por desafiar a rivales como Waymo de Alphabet, dueña de Google, considerado un líder mundial con años y millones de kilómetros de experiencia en pruebas.

“La revolución actual cambiará la naturaleza de los autos y los convertirá en algo más que una herramienta de transporte para los seres humanos”