Por: Monserrath Vargas L..   14 agosto
La voz de las chicas del Centro de América es una iniciativa impulsada por el programa TICas de la Cooperativa Sulá Batsú, con el respaldo de Google.org, la cual busca que ellas adquieran destrezas en el área tecnológica. Cindy Castillo fue una de las participantes. Imagen con fines ilustrativos. Fotografia: Graciela Solís.

El porcentaje de participación de las mujeres en el sector de Tecnologías de Información y Comunicación del país disminuyó, según detalla el segundo Estudio Salarial De Deloitte, presentado en alianza con la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic) este martes 14 de agosto.

El informe asegura que la participación de las mujeres sigue mermando en el sector, pues pasó de un 30% el año anterior, a un 27% este 2018.

La encuesta de la que se desprende esta información fue contestada por 44 empresas costarricenses; más del 50% de ellas corresponden a compañías catalogadas como grandes de acuerdo con su facturación, superior a $2.1 millones, pero pequeñas según su cantidad de colaboradores, menos de 30.

“Esto quiere decir que todavía hay una gran oportunidad de las mujeres de incursionar en este sector”, aseguró Ana Catalina Núñez, consultora de Deloitte y especialista en salarios.

¿A qué responde esto? Núñez señaló que “este es un tema de formación o cultural, donde las mujeres no están incursionando en este sector. Hemos tenido acercamiento con universidades y desgraciadamente sigue siendo un área donde prioritariamente se matriculan los caballeros”.

Por su parte, Paula Brenes, directora de mercadeo de la Universidad Cenfotec aseguró que este dato no es de sorprender, pues “es evidente la falta de iniciativas a nivel de primaria y secundaria, que deben nacer para motivar a las mujeres a ingresar en campos de STEM (es decir, aquellos relacionados con Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), también faltan más modelos a seguir”, acotó.

En el caso particular de ese centro de estudios, aseguró que alianzas con la Cooperativa Sulá Batsú y con programas de becas como el de la Fundación Monge han pasado de un 20% a un 29% de participación femenina en un lapso de cuatro años.

Brenes comentó que en el caso de la educación es un reto no solo “la atracción a la carreras de tecnología, sino también la retención, pues este estudio muestra la participación laboral de las mujeres”.

Ana Catalina Núñez, consultora de Deloitte también recalcó que al hacer un acercamiento a las posiciones técnicas, la participación de la mujer en ese campo es aún menor (19%)y los hombres dominan en un 81%.

Lo anterior llama la atención pues,según datos de la plataforma tecnológica Hipatia del Programa Estado de la Nación, durante el período 2014-2016, las mujeres alcanzaron el 57,8% del total de graduados de la Educación y Formación Técnica Profesional (EFTP).

Sin embargo, “de las diez especialidades técnicas con mayor graduación femenina, solo cinco se relacionan con las diez más demandas por las empresas con una alta expansión en el país”, informaba el Estado de la Nación, en marzo pasado.

Los datos de Hipatia también revelaban que ninguna de las diez principales especialidades de las que se graduaron las mujeres se relacionan con TIC, mientras que en los hombres: “Informática en Redes de Computadoras”, “Informática en Soporte” y “Electrónica Industrial” ocupan el quinto, noveno y décimo lugar, respectivamente.

Hipatia para LN