23 julio, 2015

Washington

Dos piratas informáticos, sin más ayuda que una conexión de internet, han demostrado que pueden controlar a distancia vehículos nuevos, hasta el extremo de conseguir girar el volante, bloquear los seguros o desactivar los frenos.

Un redactor de la revista tecnológica Wired, que este miércoles publicó un vídeo y la narración de la prueba, sufrió en sus carnes la experiencia, realizada en una vía pública para hacerla más real y terrorífica.

Los dos hackers, que consiguieron convertirse en dueños y señores de un Jeep Cherokee de 2014 (y que aparentemente pueden replicar el experimento en otros vehículos de Fiat Chrysler), son Charlie Miller, ingeniero de seguridad de Twitter y Chris Valasek, ingeniero de la consultora de seguridad IOActive.

El experimento en una conexión inalámbrica a más de 15 kilómetros de la autopista y manejar el vehículo por medio de computadoras.
El experimento en una conexión inalámbrica a más de 15 kilómetros de la autopista y manejar el vehículo por medio de computadoras.

El experimento comienza con ambos hackers conectados a una conexión inalámbrica a más de 15 kilómetros de la autopista por la que circulaba el conductor de Wired, que no sabía qué acciones tenían previstas los expertos en seguridad informática.

Primero, consiguen poner a toda potencia el aire acondicionado; posteriormente, cambian la emisora de la radio, elevan su volumen y activan los limpiaparabrisas; para, a continuación, desactivar la transmisión y el acelerador en plena marcha.

Para realizar todas estas acciones, los piratas informáticos no necesitan manipular físicamente el vehículo, solo una conexión de internet, una dirección IP y un software propio que se aprovecha de una vulnerabilidad en el sistema digital Uconnect del fabricante Fiat Chrysler.

En una demostración posterior llegan a controlar el volante del Jeep (algo que solo pueden hacer si el vehículo se mueve en reverso), bloquean las puertas e inhabilitan los frenos.

Además, el software que han creado les permite obtener información de geolocalización del vehículo y otros datos de telemetría.

Los hackers alertaron a Fiat Chrysler, que ya ha distribuido una actualización de su sistema UConnect, aunque ambos advierten que otros expertos pueden hallar modos de acceder a vehículos modernos, donde las funciones del motor, GPS y otros se canalizan a través de sistemas informáticos con conexión a internet.

Precisamente dos senadores estadounidense presentaron un proyecto de ley para establecer estándares públicos de seguridad en automóviles y camiones, algo en lo que comenzaron a trabajar cuando Miller y Valasek comenzaron a demostrar los primeros intentos exitosos de controlar automóviles a través de internet en 2013.

Etiquetado como: