Agencia AFP. 11 diciembre, 2018

Washington. Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de la Salud de los Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés), los cerebros de los niños que consumen grandes cantidades de tiempo frente a pantallas de aparatos electrónicos tienden a sufrir modificaciones. Los resultados fueron revelados a través de la cadena CBS.

El NIH examinó el cerebro de 4.500 niños entre los 9 y los 10 años mediante imágenes por resonancia, para determinar el efecto que podría tener el consumo intenso de videojuegos, Internet y dispositivos electrónicos, en su desarrollo.

Gaya Dowling, una de las investigadoras, reveló que entre los primeros resultados, las imágenes muestran diferencias significativas en el cerebro de los niños que utilizan este tipo de aparatos por más de siete horas diarias.

Estar frente a una pantalla libera dopamina, la hormona del placer. Foto con fines ilustrativos. (Fotos: Mayela López)

Las imágenes mostraron un adelgazamiento prematuro de la corteza cerebral, encargada de procesar las informaciones enviadas por los cinco sentidos.

Sin embargo, la científica aclaró que este adelgazamiento es considerado como un proceso de envejecimiento, por ende no se sabe si se debe al tiempo que se pasa frente a las pantallas, o siquiera si es perjudicial.

Por su parte, Kara Bagot, otra de las investigadoras comentó que los smartphones podrían tener un efecto adictivo ya que el tiempo que se consume frente a una pantalla estimula la liberación de dopamina, la hormona del placer.

Según los datos recolectados, los niños que pasan más de dos horas al día frente a pantallas. obtuvieron peores resultados en los tests de lenguaje y razonamiento.

A lo largo de la investigación, se examinaron 11.000 niños, a los cuales se les realizará un seguimiento durante varios años para estudiar el impacto de las pantallas en su desarrollo intelectual y social, así como en su salud.