Por: Juan Fernando Lara.   16 diciembre, 2014
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

San José

Es el carro que muchos querrían para Navidad, un vehículo estilo "agente 007" del cual el conductor desciende para estacionarlo y toda la maniobra se ejecuta con un dedo.

BMW, Bayerische Motoren Werke (Fábricas Bávaras de Motores), el fabricante alemán de automóviles de lujo, mostrará este enero sus últimos avances en vehículos de conducción autónoma, incluido un control remoto para estacionar el carro operable desde un reloj de pulsera. La exhibición se hará durante el Consumer Electronic Show (CES) 2015 en Las Vegas (Nevada); una de las principales ferias de electrónica para consumidor final en el mundo.

El prototipo es un modelo i3 equipado con cuatro escáneres láser de última generación capaces de mapear e identificar cualquier riesgo en el entorno del vehículo en estacionamientos de varias plantas. Estos dispositivos identifican de forma fiable impedimentos tales como columnas, curvas u otros carro mal estacionados.

Si el vehículo se acerca a una pared o columna demasiado rápido, se frenará de forma automática para evitar la amenaza de colisión. El vehículo incluso es llevado a un punto muerto (neutro) con mucha precisión y centímetros de sobra, precisa el fabricante en una nota oficial. Si el conductor se aleja del obstáculo o varía el rumbo, el sistema libera los frenos. Según BMW, esta plataforma alivia la carga del conductor en ambientes con poca visibilidad y provee mayor seguridad y comodidad.

El asistente totalmente automatizado y remoto combina también información de los escáneres láser con el plano digital del edificio, específicamente su estacionamiento. Si el conductor utiliza un reloj inteligente para activar el asistente remoto, el sistema mueve el vehículo de forma independiente a través de los niveles del edificio mientras el conductor (ya fuera del carro) sigue su camino hacia una cita de negocios, asegura la empresa.

La plataforma de BMW reconoce características estructurales del aparcamiento e igualmente es fiable rodeando obstáculos inesperados como vehículos incorrectamente estacionados. Una vez que el BMW i3 se estaciona, el sistema cierra el vehículo y espera hasta ser de nuevo convocado por el reloj inteligente o un comando de voz.

BMW incluso afirma que el asistente digital calcula la hora exacta cuando el conductor llega al aparcamiento y a continuación pone en marcha el BMW i3 para que llegue a la salida del edificio en el momento justo cuando llega el conductor.