Por: David Delgado C. 8 marzo, 2013

El taxista formal Porfirio Enrique Morera Arias, de 43 años de edad, apareció asesinado de un balazo en la cabeza el miércoles a las 11 p. m. dentro del vehículo que conducía.

El hallazgo se produjo en las inmediaciones del cementerio de Tibás, San José, ubicado en Las Rosas, cuando una patrulla de la Fuerza Pública que realizaba una ronda por la zona observó el taxi a la orilla de la vía.

A los oficiales les pareció sospechoso que el vehículo estuviera detenido, por lo que se bajaron para revisarlo y fue cuando confirmaron que había un hombre en el asiento del conductor con una herida de bala en la cabeza.

De acuerdo con el informe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Morera laboraba como operario durante el día en una empresa de medicamentos, y por las noches se dedicaba a prestar sus servicios como taxista.

Morera era vecino de Guadalupe de Goicoechea, y generalmente llegaba con el taxi a una parada establecida en Sabanilla de Montes de Oca.

Aparentemente, al taxista lo despojaron de un monto indeterminado de dinero y algunas pertenencias.

El cuerpo del conductor fue trasladado a la Morgue Judicial para que se realice la correspondiente autopsia.

Morera tenía 16 años de casado, de acuerdo con los datos que maneja el Registro Civil.