Carlos Arguedas C., Fernando Gutiérrez.   24 octubre
Ver más!

Una enfermera del hospital Max Peralta de Cartago denunció, ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cartago, que un motociclista le tocó los glúteos la mañana del viernes cuando ella cruzaba una calle.

El abuso sexual se produjo a las 6:47 a. m. en barrio La Estación, en Paraíso de Cartago. En ese momento, la afectada se dirigía hacia su casa, luego de concluir la jornada laboral.

La denuncia la planteó luego de que otro vecina del mismo barrio la contactó para decirle que ese mismo hombre, cuatro días antes, había hecho lo mismo con ella.

Inicialmente, Jéssica Madriz hizo pública la queja por medio de la red social Facebook, pues en ese momento dijo que no tenía forma de identificar al agresor.

“Hoy (el viernes) después de mi trabajo me dirijo a mi casa a descansar. Al ser las 6:47 a. m., pasa un hombre en moto y me pega una nalgada al cruzar la calle. En ese momento, me sentí muy nerviosa, con mucho miedo, no pude ver el número de placa, ni características de este hombre ya que, del susto, no reaccioné”, escribió en el perfil.

La enfermera acudió donde una vecina para revisar una cámara de seguridad, la cual grabó el momento del abuso sexual.

Al respecto dijo: “Al revisar las cámaras no tiene placa la moto y, como el hombre anda con casco, no pude dar características".

Jessica Madriz solicitó a las mujeres de Paraíso tener cuidado con este tipo de situaciones: “No podemos permitir el abuso sexual. Ya hasta caminar solas a plena luz del día da miedo”.

"El abuso sexual no es cuestión de ropa, ni de andar tarde en la calle, es cuestión de falta de respeto y abuso.

“En el video se ve donde me pega la nalgada, tal vez alguien lo reconozca, o a la moto, para poder hacer legal la denuncia, y, si no, por lo menos lograré que estemos más atentas y tengamos cuidado al andar solas”.

Este sábado, Jéssica Madriz dijo a La Nación que ya había entregado todas la evidencias a la Policía Judicial y esperaba que el sujeto sea capturado en las próximas horas.

“Miedo fue un susto porque yo no supe qué hacer. Yo seguí caminando; lo que hice fue llamar al 9-1-1. Ya cuando llegue a la casa me dijeron que si mandaban patrullas o algo para ver si estaba. Yo les dije que no, porque el hombre se fue rapidísimo, como andaba en moto, pero sí” mucho susto.

La motocicleta no tiene número de placa lo que impidió a la mujer poder identificar al implicado en el abuso sexual. Foto toma de video.

“Yo trabajo para el hospital; estoy de noche y salgo en la mañana y, hoy en la mañana, andaba viendo para todo lado toda asustada para ver si el hombre venía (...) Ahora estaba asomándome para ver si veía alguna moto. Quedé asustada”

Según la enfermera, el sujeto no quería asaltarla, pues lo que hizo fue pegarle la nalgada e irse. "Él me pegó, salió rápido y en la esquina se quedó viendo para atrás”, dijo.

Este caso se presenta luego de que, el pasado 16 de setiembre, un sujeto que viajaba en bicicleta metió la mano bajo el vestido de una mujer y la tocó. El hecho ocurrió en San Francisco (Aguacaliente) de Cartago.

Por ese hecho, la Policía Judicial detuvo a un individuo de apellidos Villarreal Gutiérrez, de 48 años. El hombre, oriundo de Quepos y vecino de Paraíso, ya había descontado cárcel por un delito de violación. Estuvo en el Centro de Adaptación Institucional Jorge Debravo, en Cartago, hasta el 2016, cuando cumplió la pena.