Yeryis Salas. 13 junio
Un sujeto que manejaba un taxi sin placas fue detenido, mientras que los dos que viajaban en el auto robado huyeron del sitio. Foto cortesía OIJ.
Un sujeto que manejaba un taxi sin placas fue detenido, mientras que los dos que viajaban en el auto robado huyeron del sitio. Foto cortesía OIJ.

Una persecución tras el robo de un automóvil dejó un detenido y dos fugados, la madrugada de este jueves en Sabanilla de Montes de Oca.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo a un joven de 24 años de apellidos Martínez Ávalo, de origen dominicano, sospechoso de los delitos de robo de vehículo, lesiones y resistencia.

Según el informe preliminar, los hechos ocurrieron a las 12:20 a. m. en Curridabat, detrás del Estadio Lito Monge. Allí, un hombre estaba en su vehículo con su pareja.

Antes de entrar a su casa, llegó un taxi formal sin placas, del cual se bajaron dos sujetos armados. Uno de ellos se fue por el lado del conductor y otro por el del acompañante.

El ofendido intentó escapar, pero el sospechoso que estaba de su lado lo golpeó con el arma, y el otro hombre le disparó una vez en el brazo derecho.

El conductor del carro y su pareja se bajaron y salieron corriendo, mientras los asaltantes huían con el auto robado.

Agentes de la Sección de Robo de Vehículos del OIJ, que estaban en otra operación, fueron alertados del suceso. Al llegar a las cercanías del Cristo de Sabanilla vieron un auto que coincidía con las características del robado, el cual era seguido de cerca por un taxi sin placas.

Los oficiales los siguieron hasta entrar al barrio Sinaí, donde les ordenaron detenerse a los sospechosos y activaron las sirenas de sus vehículos.

Los sujetos hicieron caso omiso a la orden por lo que inició una persecución por aproximadamente 300 metros, en la cual los presuntos asaltantes les dispararon a los policías, quienes repelieron el ataque.

Más adelante, los dos hombres que manejaban el auto robado se detuvieron, se bajaron y huyeron entre las casas del barrio. El vehículo fue recuperado, mientras que el conductor del taxi no logró fugarse y fue detenido.

En la fuga, los sospechosos dejaron una pistola botada, que tenía una denuncia por robo presentada este año.

El ofendido fue atendido en el Hospital San Juan de Dios, y el arrestado quedó a las órdenes del Ministerio Público.

Además, el taxi y el arma quedaron bajo la custodia de la Fiscalía, para la investigación correspondiente.