Eillyn Jiménez B.. 5 agosto
Este fue el
Este fue el "objeto" decomisado a uno de los futbolistas. Foto: MSP para LN

Tres jugadores del Municipal Liberia están siendo investigados como sospechosos de amenazar a un oficial de la Fuerza Pública, quien se encontraba en una pulpería de su familia en su tiempo libre.

Se trata de tres jóvenes de apellidos Ochoa Víctor (27 años), Coronado Leiva (25) y Díaz Ruiz (25). El primero es el capitán del equipo, según un video publicado en el Facebook de la Liga de Ascenso el pasado 24 de abril.

Los futbolistas fueron aprehendidos este martes, luego de que el policía que figura como víctima en el proceso alertó a sus compañeros de lo ocurrido.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad Pública (MSP), que dio a conocer el caso este miércoles, los deportistas llegaron al comercio y amenazaron al uniformado.

“Le amenazaron (al policía) e incluso uno de ellos utilizó un objeto similar a un arma de fuego, la emprendieron contra él de palabra y mostrando el objeto.

“De inmediato se coordina con las autoridades y es así como Fuerza Pública se desplaza y ubica a los tres sujetos. Uno de ellos portaba dicho objeto intimidatorio”, precisó Seguridad.

El que portaba el arma es Ochoa, detallaron las autoridades.

Por su parte, la Fiscalía Adjunta de Liberia confirmó que abrió una investigación en contra de los tres deportistas como sospechosos del delito de amenazas agravadas, “en perjuicio de una persona que señaló ser policía”.

“A los imputados se les tomaron los datos de identificación y, posteriormente, la Fiscalía corroboró que cumplieran con todos los arraigos procesales, por lo que, de momento, no se solicitaron medidas cautelares en su contra.

“No obstante, los tres continuarán apegados al proceso de investigación que se les sigue”, precisó el Ministerio Público por medio de su oficina de prensa, ante consulta de La Nación.

Agregaron que el caso se desarrolla dentro del expediente 20-001424-0396-PE, pero que “debido a que se encuentra en una fase que es privada, no es posible brindar más detalles, en apego al artículo 295 del Código Procesal Penal”.

De momento, se desconoce el motivo por el que Ochoa, Díaz y Coronado habrían amenazaron al oficial.

Versión del club contrasta con la de las autoridades

En tanto, el Municipal Liberia publicó al final de la tarde de este miércoles un comunicado en su cuenta de Facebook, el cual describe una serie de hechos que contrastan con la versión de las autoridades.

El escrito menciona eventos ocurridos la semana anterior, pese a que los hechos dados a conocer por el MSP se presentaron este martes.

Lo que sí reconocen es que los futbolistas portaban un “arma de juguete”.

“La semana anterior, tres futbolistas de nuestro primer equipo se encontraban descansando después de un día a doble sesión.

“Se desplazan en el vehículo de uno de ellos al barrio Capulín de Liberia, a tomarse un refresco y conversar. Un vecino de la zona denuncia ante la Fuerza Pública local sobre tres sospechosos dentro de un vehículo estacionado, por lo cual, Fuerza Pública acude al sitio para llevar a cabo una revisión y comprueban que se trata de tres jugadores del Municipal Liberia que portaban un arma de juguete.

“Además, se desea aclarar que los futbolistas no fueron detenidos, tal como se informa en diversos medios”, precisa el documento.

Este medio intentó conversar con la gerencia del club sobre lo ocurrido para obtener más detalles; no obstante, al cierre de esta nota, a las 7 p. m., no fue posible localizarlos telefónicamente.

📝 Comunicado Oficial

Posted by A.D. Municipal Liberia on Wednesday, August 5, 2020

Información actualizada a las 7:01 p. m. con la versión de la Fiscalía y del club.