Tienda SYR donde golpearon a empleadas registra otros incidentes por agresión, según policía municipal

Un caso involucró a un habitante de calle que había sido golpeado por trabajadores del local. En otra oportunidad una activista recibió amenazas por pedir que bajaran el volumen de los parlantes de la tienda.

Este artículo es exclusivo para suscriptores (3)

Suscríbase para disfrutar de forma ilimitada de contenido exclusivo y confiable.

Subscribe

Ingrese a su cuenta para continuar disfrutando de nuestro contenido


Este artículo es exclusivo para suscriptores (2)

Suscríbase para disfrutar de forma ilimitada de contenido exclusivo y confiable.

Subscribe

Este artículo es exclusivo para suscriptores (1)

Suscríbase para disfrutar de forma ilimitada de contenido exclusivo y confiable.

Subscribe

La cadena de tiendas SYR donde dos empleadas fueron agredidas por presuntamente robarse el dinero de la caja, ya había registrado en el pasado antecedentes por agresión, amenazas y contaminación sónica, según la policía municipal capitalina.

De acuerdo con Marcelo Solano, director del cuerpo policial, en febrero pasado los oficiales atendieron una situación en uno de los locales de SYR, donde un habitante de calle había sido golpeado por trabajadores por presuntamente robarse unas prendas, según consignó Diario Extra al momento de los hechos.

“La Cruz Roja trasladó a un centro hospitalario a esta persona que resultó con golpes (...) Prácticamente todas las intervenciones son en el último año o año y medio, son muy recientes”, mencionó el director.

This browser does not support the video element.

Además, en esa misma operación, Solano indicó que dos policías dijeron haber recibido ofrecimientos económicos a cambio de no proceder a la clausura del recinto; sin embargo, el lugar se clausuró y no se presentó al administrador al Ministerio Público porque no se concretó la dádiva para proceder con la detención.

Según Solano, otro de esos casos fue el de una activista social, cuyo nombre no trascendió, que aseguró a la policía haber sido amenazada su integridad física por haberle solicitado a los trabajadores de la tienda que bajaran el volumen.

“Dos tiendas de esa cadena de comercios fueron clausuradas frecuentemente por quejas de vecinos y otros vendedores que alertaban sobre el alto volumen con que ponen la música en sus parlantes. En el caso de la activista, tuvimos que clausurar varias veces el local hasta que los trabajadores o quien se hace responsable de la tienda tomó la decisión de no afectar la tranquilidad del barrio”, explicó Solano.

Asimismo, agregó que los oficiales intervinieron en el local ubicado contiguo al Teatro Popular Melico Salazar, en el antiguo Cine Palace, pues la municipalidad ordenó que sino se retiraba la publicidad de la tienda que invadía la fachada del edificio declarado Patrimonio Arquitectónico se clausuraría el negocio.

Agresión a empleadas

Estos incidentes trascienden apenas unas horas después de que se conociera un video, divulgado por Telenoticias,y cuya veracidad fue confirmada por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), donde se observa a dos mujeres atacando con palos a dos víctimas, quienes están de rodillas y son observadas por otras personas.

Desde el sábado, La Nación informó sobre esta situación, tras recibir un boletín de la Policía Judicial en el que se precisaba que incluso a una de las muchachas, además de los golpes, también le cortaron el cabello. Todo ocurrió el 14 de agosto anterior, luego de que presuntamente el dueño del establecimiento las señalara por robarle dinero de la caja, Sin embargo, tras contar el dinero se dieron cuenta de que en realidad no habían sustraído nada.

Por estos hechos, el viernes pasado intervino el Organismo de Investigación Judicial, que detuvo una mujer de 25 años de apellidos Alvarado Dávila como sospechosa del delito de privación de libertad agravada, actualmente el Ministerio Público la investiga por ese mismo delito junto a un hombre apellidado Hu.

Tras la detención a la mujer se le impuso firmar cada 15 días y no intimidar, molestar, agredir, acercarse o comunicarse con las víctimas y testigos por ningún medio o persona durante cinco meses.

Debido a que el caso está en una etapa que es privada, no es posible brindar detalles adicionales, ya que así lo establece el artículo 295 del Código Procesal Penal, agregó la Fiscalía, que acumula el caso en el expediente 22-022207-0042-PE

Marcelo Solano desconoce de cuál comercio en específico fue donde ocurrieron las agresiones que circularon en el vídeo; no obstante, sostiene que aunque anteriormente ha recibido clausuras y alterado el orden público debe verificarse el punto exacto para retirar la patente.

“No es un único local, son muchos y cada uno tiene permisos de funcionamiento independientes, estamos hablando de una cadena de negocios, en el caso concreto de las jóvenes que son torturadas es la patente específica de ese punto, pero la tienda tiene múltiples negocios en el casco central de la ciudad”, enfatizó Solano.

La Nación marcó en reiteradas ocasiones al número telefónico de las tiendas SYR pero la llamada se desvía a una contestadora.

En la plataforma de videos Youtube existe otro video de una persona que denuncia otra agresión en una de estas tiendas en enero de este año, pero ni la Policía Judicial, ni la Policía Municipal confirman su veracidad.

Igualmente en una serie de videos que circulan en redes sociales, se observa a varios sujetos pateando y golpeando fuertemente con una silla a un hombre mientras está en el piso. Al respecto, la Policía Judicial respondió que sin el nombre de la víctima no es posible rastrear una denuncia o investigación y menos vincularla con los hechos que trascendieron recientemente.