Carlos Arguedas C.. 18 abril
El licor, al parcerer, fue adquirido en Panamá y sería introducido a Costa Rica sin pagar los impuestos. Foto cortesía del Senafront de Panamá
El licor, al parcerer, fue adquirido en Panamá y sería introducido a Costa Rica sin pagar los impuestos. Foto cortesía del Senafront de Panamá

Costarricenses cuyas identidades no fueron suministradas dejaron abandonado del lado panameño un camión con más de 600 cajas de diferentes tipos de licor, que fueron valorados en $75.000 (¢43 millones).

El hecho se produjo la madrugada de este sábado en la comunidad de La Unión de Limoncito, en el cantón de Coto Brus, Puntarenas.

Según la información policial, oficiales de la Fuerza Pública fueron alertados sobre un camión de carga liviana de color blanco, que transportaba una gran cantidad de licor, que habría ingresado como contrabando a suelo nacional, procedente de Panamá.

Cuando una patrulla de la Fuerza Pública realizaba un recorrido de vigilancia divisó a la distancia el automotor. Los ocupantes, al observar las luces policiales cruzaron al lado panameño y dejaron el vehículo abandonado frente a un establecimiento comercial.

Se encontraron con la ventaja de que no hay ningún obstáculo ni puesto fronterizo en el sitio, y con el hecho de que a ambos lados hay carretera.

El camión es un Toyota Dyna, modelo 1993, con placa costarricense. Este aparece inscrito a nombre de un costarrricense de 72 años, vecino de Paraíso de Cartago, según consta en el Registro Nacional.

En un comunicado de prensa del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá informaron de que durante la madrugada recibieron la alerta. Según esta, el camión venía en fuga desde Costa Rica y que era perseguido por la Fuerza Pública.

“Nuestras unidades proceden a verificar ubicando el vehículo estacionado, el mismo mantenía las ventanas abajo con las llaves puestas y sus ocupantes se habían dado a la fuga. En el vagón se encontraron más de 600 cajas de licor de diferentes clases, entre ellos ron, cerveza y vino. La mercancía decomisada será puesta a las órdenes de la Autoridad de Aduanas”, detalla el comunicado.

Asimismo, el Senafrot hizo ver que con este hecho “queda evidenciado la vulnerabilidad del área fronteriza por los pasos ilegales".

"El trabajo en conjunto con nuestros hermanos de la policía de Costa Rica busca frenar el accionar delictivo de la delincuencia organizada transnacional, obteniendo importantes resultados”, añadió el comunicado.