Carlos Láscarez S.. 30 octubre

Varios individuos que pretendían sustraer combustible del poliducto de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) dejaron abandonado este miércoles un vehículo Isuzu Rodeo doble tracción cargado con pichingas, indicó la Policía Judicial.

Vehículo doble tracción que fue abandonado en Monterrey de Turrubares luego de que notaron la presencia de los agentes judiciales. Foto: OIJ
Vehículo doble tracción que fue abandonado en Monterrey de Turrubares luego de que notaron la presencia de los agentes judiciales. Foto: OIJ

El hallazgo ocurrió en horas de la mañana dentro de una finca privada en Monterrey de Turrubares, donde los desconocidos cavaron un hueco y accedieron a la tubería, por donde pasa gasolina Jet A-1 para aviones.

Al parecer, los ladrones escaparon luego de que notaron la presencia de los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Puriscal y la sección de Hurtos de San José.

Hueco de unos 60 centímetros de profundidad que cavaron en una finca privada para acceder a la tubería. Foto: OIJ Foto: OIJ
Hueco de unos 60 centímetros de profundidad que cavaron en una finca privada para acceder a la tubería. Foto: OIJ Foto: OIJ

Además de las pichingas, los agentes judiciales decomisaron una manguera, un maletín con herramientas y un taladro portátil.

El viernes pasado en una finca cafetalera ubicada en San Rafael de Montes de Oca, San José, la Policía Judicial descubrió una toma ilegal en la línea tres del poliducto Recope.

Se presume que en una semana, los delincuentes sustrajeron unos 9.000 litros de gasolina, valorados en ¢6 millones.

Esta gasolina que se sustrae del poliducto no sirve para vehículos de ningún tipo, solo para aeronaves, por lo que en octubre del año pasado, el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Espinoza Espinoza, aseguró que el hidrocarburo podría comercializarse en el mercado negro, donde grupos criminales lo adquieren para realizar vuelos clandestinos.