Por: Katherine Chaves R., Eillyn Jiménez B..  21 marzo

Cuatro sujetos armados aprovecharon que el guarda de seguridad no estaba en la puerta para asaltar la sucursal del Banco Nacional en Moravia, San José.

Las autoridades bancarias confirmaron a la Policía Judicial que, al momento del atraco, el guarda de la agencia se encontraba en otro aposento y, en esos casos, la puerta queda abierta y desprotegida.

A las 10 a. m. dos de los hampones ingresaron por la entrada principal, con los rostros tapados por cascos de motocicleta y con dos comerciantes que se encontraban afuera de la sucursal bancaria como rehenes.

La Policía desplegó un operativo en los alrededores del banco para intentar dar con los sospechosos. Foto: Alonso Tenorio
La Policía desplegó un operativo en los alrededores del banco para intentar dar con los sospechosos. Foto: Alonso Tenorio

Según testigos, los cuatro ladrones llegaron en dos motocicletas que estacionaron en la entrada, pero solo dos de ellos ingresaron al banco.

Una vez adentro, arrinconaron en un costado a los clientes, golpearon los vidrios de los mostradores, se los brincaron y procedieron a sustraer el dinero de las cajas.

Tras el atraco, que duró aproximadamente cinco minutos, los delicuentes huyeron hacia el este con una bolsa de dinero y dejaron las motos abandonadas a 600 metros de la agencia bancaria, al costado de un complejo de canchas de fútbol 5.

Ahí los esperaba un vehículo en el que escaparon con rumbo desconocido, por lo que no se descarta que haya una quinta persona involucrada con el hecho.

Las motos fueron abandonadas a 600 metros del Banco Nacional. Foto: Alonso Tenorio
Las motos fueron abandonadas a 600 metros del Banco Nacional. Foto: Alonso Tenorio

Carlos Hidalgo, vocero del Ministerio de Seguridad Pública (MSP), informó de que las motocicletas tenían denuncias por robo; sin embargo, no trascendió cuándo fueron sustraídas.

Hasta las 5 p. m. se desconocía el monto de los sutraído, pero el director de Seguridad del Banco Nacional, David Hernández Mora, precisó que trabajaban en conjunto con agentes judiciales para obtener la cifra.

Por su parte, Wálter Espinoza, director del OIJ, mencionó que los hampones portaban armas de fuego calibre nueve milímetros, las cuales utilizaron para atemorizar a las personas que se encontraban en el sitio.

"No hubo heridos, ni disparos", precisó Espinoza.

Los testigos del asalto, quienes en su mayoría pidieron reservar su identidad por temor a represalias, expresaron que, antes de ingresar al banco, los dos sujetos tomaron como rehenes a un chancero y a una vendedora de maní, a quienes obligaron a entrar a la sucursal.

Hasta ahora, las autoridades cuentan con pocas características de los asaltantes, aunque algunas personas informaron de que se trata de individuos jóvenes.

La sucursal bancaria fue cerrada durante todo el día, pero los cajeros automáticos se habilitaron en horas de la tarde.

(Video) Luis Zamora, testigo del asalto del Banco Nacional asegura que vio a 4 hombres en moto

'El guarda se fue y ellos (los ladrones) llegaron'

La vendedora de maní que fue tomada como rehén por los asaltantes del Banco Nacional de Moravia contó que ella llega todos los días al sitio y ofrece sus alimentos a los clientes de la agencia.

Minutos después del atraco, mientras una conocida le aplicaba gotas relajantes en la cabeza y detrás de las orejas, la mujer contó que los hampones la agarraron y le dijeron que debía ingresar con ellos al lugar, luego la sentaron en una silla, mientras sustraían el dinero.

" El guarda siempre está en la puerta, él se fue y ellos (los asaltantes) llegaron (...) No nos maltrataron, pero venían con una pistola. Lo único violento fue que se saltaron el mostrador y golpearon los vidrios", contó la comerciante, quien prefirió mantener su identidad protegida.

Ella cree que había una persona cuidando los movimientos que se daban en el sitio, para alertar sobre la ausencia del encargado de seguridad, quien no porta armas, solo el detector de metales.

La mujer contó que ni a ella ni al vendedor de lotería, a quien también obligaron a entrar, les quitaron nada y agregó que luego del atraco los sujetos salieron corriendo del banco con el dinero.

'Me hice a un lado cuando iban a huir'

Luis Zamora, uno de los testigos del asalto y quien es cuidacarros en las afueras del Banco Nacional, manifestó que él solo observó cuando los delincuentes llegaron y se marcharon del lugar.

Añadió que agarraron a la vendedora de maní y a un chancero y los obligaron a entrar con ellos.

"Ellos salieron, se asomaron y se fueron en las motos, que estaban en el parqueo. Me hice a un lado cuando iban a huir, solo alcancé a ver un maletín", relató este hombre.

Otra persona que se encontraba en el lugar cuando se dio el asalto contó que él también se resguardó a un costado de la agencia bancaria y luego vio escapar a los sujetos en las motos.

El banco estuvo cerrado durante todo el miércoles. Foto: Alonso Tenorio
El banco estuvo cerrado durante todo el miércoles. Foto: Alonso Tenorio
Otros asaltos similares

El último atraco en una entidad bancaria ocurrió en enero de este año.

En esa ocasión, los malhechores sustrajeron cerca de ¢5 millones en el Banco Popular en Santa Cruz de Guanacaste.

El hecho delictivo se cometió a eso de las 10:15 a. m. del 10 de enero, cuando había clientes en la sucursal. Ninguno resultó herido.

Los asaltantes llegaron hasta el banco vestidos con ropas similares a las que utilizan los trabajadores del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Información actualizada a las 5:39 p. m. con más datos del asalto.