Eillyn Jiménez B.. 22 marzo
El cargamento de condimentos ingresó al país de manera irregular. Foto: MSP para LN
El cargamento de condimentos ingresó al país de manera irregular. Foto: MSP para LN

Seis hombres fueron detenidos este viernes por la madrugada en Los Chiles de Alajuela, como sospechosos de transportar y almacenar dentro de una bodega un cargamento ilegal de condimentos de pollo valorado en ¢6 millones.

Así lo dio a conocer el Ministerio de Seguridad Pública (MSP), que detalló que la mercancía se localizó en un vehículo todo terreno que fue encontrado cerca de una pulpería en la comunidad de Las Nubes, cerca del cordón fronterizo.

A un lado del comercio había una bodega, donde también se encontraron varios sacos y paquetes con diversos condimentos, los cuales se presume eran comercializados en diversos lugares.

Según las autoridades, la Policía de Fronteras fue alertada el miércoles anterior sobre el trasiego de mercadería desde Nicaragua, por lo que se desplegó un operativo en la zona que incluyó recorridos y vigilancias hasta realizar las capturas este viernes.

Los aprehendidos fueron identificados con los apellidos Bolaños Artavia (46 años), Jiménez Gómez (30), Gálvez Miranda (32), García Quintanilla (29), Calero Sevilla (28) y Ruiz Rivera (29). Los primeros dos son costarricenses, el tercero gualtemalteco y los otros nicaragüenses.

Seguridad indicó que todos carecen de antecedentes, pero que tanto García como Calero mantienen una condición migratoria irregular, por lo que fueron puestos a las órdenes de la Dirección General de Migración y Extranjería.

Las autoridades presumen que los condimentos eran trasladados en el carro localizado en el sitio, pero también en un camión de carga que se ubicó cerca de la pulpería.

Asimismo, se cree que alguno de los detenidos se movilizaba en moto y alertaba de retenes o presencia de autoridades cerca del lugar.

“Ninguno de los aprehendidos contaba con facturas o documentos para respaldar, legalmente, el cuantioso cargamento de condimentos”, manifestó Seguridad.

Oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) revisaron los bultos y descartaron la presencia de drogas o rastros de estupefacientes.

La Policía de Control Fiscal del Ministerio de Hacienda quedó a cargo del caso.