Katherine Chaves R., Diego Castillo. 21 junio, 2016

(Video) Prófugo estadounidense acusado por delitos sexuales permanecerá en celdas del OIJ

El prófugo estadounidense John Wesley Saatio, quien se escapó del Centro de Aprehensión de Hatillo el pasado domingo, fue capturado la mañana de este martes en una parada de autobuses en San Miguel de Desamparados.

El norteamericano permanecerá recluido en las celdas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de San José, según confirmó en conferencia de prensa Gustavo Mata, ministro de Seguridad.

El jerarca explicó que escogieron ese lugar debido al "alto nivel" de peligrosidad del extranjero, quien es requerido desde el año pasado por las autoridades estadounidenses por delitos sexuales.

Saatio estuvo detenido en Costa Rica desde el 3 de junio y hasta el pasado 19, cuando aprovechó que lo sacaron de un celda en el Centro de Aprehensión de Hatillo para servirle la cena. En ese momento, el individuo rompió una reja en el techo del inmueble y se fugó.

Actualmente, la Dirección General de Migración y Extranjería investiga si hubo negligencia por parte de sus funcionarios en el escape del prófugo.

Este lunes, la directora a. i. de Migración, Gladys Jiménez, había explicado que Saatio fue sacado de la celda para llevarlo al comedor, pese a que había una orden para mantenerlo aislado las 24 horas del día.

"Debemos tomar previsiones, no debemos caer de nuevo en este tipo de errores", agregó Gustavo Mata, quien calificó al foráneo como una persona "indeseable, que no vamos a tener en este país".

Migración confirmó que las autoridades pretenden deportar a Saatio; sin embargo, señaló que para lograrlo primero se debe resolver una solicitud de refugio que hizo el extranjero el 13 de junio pasado.

"Toda solicitud de refugio debe ser tramitada. Actualmente, el asunto está siendo visto por la Comisión de Visas Restringidas y Refugio y se espera que sea resuelto de manera expedita. Hasta que eso no pase, la deportación queda suspendida", explicó Jiménez, quien agregó que no hay una solicitud de extradición presentada por parte de las autoridades norteamericanas.

Después de esta conferencia, Mata anunció por medio de su cuenta de Twitter que había rechazado la solicitud de refugio del foráneo.

Antecedentes. Saatio se fugó de las autoridades estadounidenses el 19 de junio de 2015, mientras la policía lo llevaba de regreso a la prisión, luego de una audiencia en la Corte de Green Bay, Wisconsin. El norteamericano enfrenta allá una pena de 25 años de prisión por delitos sexuales.

El sujeto llegó a Costa Rica en una fecha no determinada y el pasado 3 de junio fue detenido por primera vez por la Fuerza Pública en Jacó, en el cantón de Garabito, Puntarenas.

La detención se dio en un bar que el estadounidense frecuentaba, luego de que el Ministerio de Seguridad Pública recibió información confidencial de que el sujeto era un fugitivo con penas pendientes en los Estados Unidos.

"Nos ingresó una llamada y nos pasaron la fotografía. Por eso lo fuimos a buscar a un bar que frecuentaba en Jacó, pero logró escabullirse; sin embargo, al día siguiente se logró capturar en el mismo centro nocturno", explicó en aquel momento Carlos Hidalgo, vocero de Seguridad.

Ese día, Saatio quedó detenido en las celdas de la delegación de Garabito, donde dobló los barrotes para intentar escapar, pero no lo logró.

Posteriormente, fue trasladado a las celdas de Migración, en Hatillo, donde escapó luego de ser llevado al comedor, pese a que había una orden de la jerarca para mantenerlo aislado las 24 horas del día.

Por lo anterior, esa entidad abrió una investigación para determinar si hubo negligencia por parte de sus funcionarios en el escape del prófugo.

El ministro de Seguridad indicó que, desde el lunes, conocían el paradero de Saatio, pero debían coordinar su recaptura.

"Huyó del centro, pidió contactos, hizo llamadas, pero no logró hacer contacto con gente que lo hubiese podido sacar de la zona", indicó Mata.

Agregó que el extranjero fue visto ayer en un supermercado de Desamparados. "Se le hizo un cerco policial para poder dar con su paradero", concluyó el jerarca.