Hugo Solano C.. 10 mayo
El hombre escapó de celdas del OIJ de Nicoya Guanacaste. Foto Archivo /Alonso Tenorio.
El hombre escapó de celdas del OIJ de Nicoya Guanacaste. Foto Archivo /Alonso Tenorio.

Un hombre de 26 años, detenido por robo agravado, se escapó de las celdas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Nicoya.

Esta es la segunda ocasión en el presente año que un reo se escapa mientras permanece en celdas del OIJ, pues el 7 de marzo un sujeto de apellidos Castro Núñez, vinculado con siete violaciones, se fugó del OIJ de Sarapiquí y obligó al Estado a un millonario operativo que duró 20 días.

El director del OIJ, Wálter Espinoza, afirmó que el sujeto que la mañana del domingo escapó de Nicoya es de apellidos Gómez Díaz.

El hombre quedó preso el viernes 7 de mayo, luego de que agentes lo detuvieron al ejecutar la orden de captura que los Tribunales de Nicoya le dictaron por robo agravado.

Al igual que con el caso de Sarapiquí, ya el Juzgado de Nicoya había dictado prisión preventiva y la orden de pasar al sujeto a la orden del Ministerio de Justicia, pero fue antes de que eso ocurriera que éste se escapó.

Espinoza no detalló la forma en que huyó el reo, solo dijo que se debe a “una circunstancia que está en proceso de investigación”.

La fuga ocurrió a eso de las 7:30 a. m y aún se desconoce dónde se encuentra.

“Ya existe un protocolo de trabajo cuando estas situaciones se presentan. Hay un traslado inmediato a los órganos de investigación administrativa y disciplinaria y obviamente también hay un traslado de reportes a la Fiscalía para que valore la conducta que originó la fuga desde la perspectiva penal”, dijo el jefe policial.

Ahora la Policía Judicial lo busca y por eso distribuyó una foto del sujeto en delegaciones policiales, ya que se trata de un hombre con antecedentes por delitos sexuales y robos con violencia sobre las personas.

El hombre, quien es vecino de Chacarita de Puntarenas, había sido detenido en un “búnker” para el consumo de drogas, en el centro de Nicoya.

La Fiscalía de Nicoya confirmó que el Juzgado Penal de la zona ordenó tres meses de prisión preventiva en contra de Gómez Díaz, por ser sospechoso de robo agravado.

Añade que, en la actualidad, se trabaja en la recaptura del imputado y que el caso corresponde al expediente 21-000491-0069-PE.

Las autoridades judiciales no divulgaron una fotografía del sospechoso, para que la ciudadanía colabore en su búsqueda.

Con antecedentes

El 17 de diciembre del 2020, mientras estaba preso en celdas del OIJ de Puntarenas, Gómez presentó un recurso de habeas corpus ante la Sala Constitucional, alegando que no tenía las condiciones mínimas.

Así consta en la resolución Nº 24847 - 2020, resuelta de modo parcial en favor del sujeto por parte de los magistrados el 29 de diciembre de ese año.

Esa vez Gómez afirmó que desde el 10 de diciembre del 2020 estaba detenido en las celdas del OIJ de Puntarenas y aunque en esa misma fecha se le impuso prisión preventiva por tres meses, seguía a la espera de traslado.

Refirió que mientras esperaba a que la Dirección General de Adaptación Social les indicara en cuál centro penitenciario debía ser ubicado, permanecía en una celda que no tenía las condiciones necesarias para permanecer por periodos prolongados.

“No se cuenta con cama, servicios sanitarios, iluminación y ventilación; tampoco tiene acceso a ropa limpia, artículos de higiene personal, ni puede gozar del tiempo de esparcimiento, hacer llamadas telefónicas y recibir visitas”, alegó.

Ante eso, la Sala IV declaró parcialmente con lugar el recurso y le ordenó a Fiorella Salazar Rojas, Ministra de Justicia y a Viviana Boza Chacón, directora general de Adaptación Social, tomar todas las medidas dentro del ámbito de sus competencias para que, “de forma inmediata, el tutelado sea reubicado en un centro penal”.

“Se condena al Estado al pago de los daños y perjuicios causados con los hechos que sirven de base a esta declaratoria,”, dice el fallo.