Keyna Calderón, corresponsal GN, Yeryis Salas. 23 abril
22/04/2019. Cartago. El Colegio de San Luis Gonzaga estuvo cerrado este lunes, luego de que la semana pasada surgiera una amenaza de tiroteo. Las clases se reanundarán el próximo miércoles, luego de que se establezca el protocolo a seguir. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
22/04/2019. Cartago. El Colegio de San Luis Gonzaga estuvo cerrado este lunes, luego de que la semana pasada surgiera una amenaza de tiroteo. Las clases se reanundarán el próximo miércoles, luego de que se establezca el protocolo a seguir. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

Policías vigilarán la entrada y salida de estudiantes del Colegio de San Luis Gonzaga, en Cartago, a partir de este jueves.

La medida se tomará ante la amenaza de tiroteo difundida en un video de YouTube, ya eliminado del sitio.

“La institución cuenta con tres edificaciones y estaremos presentes en todas, inicialmente vamos a tomar medidas tanto con la población estudiantil diurna como nocturna”, declaró el jefe de la Fuerza Pública en Cartago, Erick Calderón.

Además, Calderón indicó que habrá vigilancia dentro del liceo, donde enseñarán programas preventivos a los 2.400 alumnos y les explicarán las responsabilidades de los menores de edad mayores de 12 años, estipuladas en la Ley Penal Juvenil.

Esto fue parte de lo acordado este lunes en una reunión de más de dos horas y media, entre representantes de la junta directiva y dirección del colegio, Fuerza Pública y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cartago.

Calderón afirmó que el tiempo de permanencia policial en el liceo dependerá de lo que informe el OIJ, que investiga las amenazas del supuesto estudiante circuladas la semana anterior.

El muchacho del video advierte que quedará en la historia de Costa Rica por disparar en contra de varias personas.

“A los padres de familia les digo que tengan una buena comunicación y que sea abierta, frecuente y honesta con sus hijos, y que los muchachos hagan un uso adecuado de las redes sociales porque lo que digan podría traerles repercusiones legales", dijo el oficial.

El Colegio de San Luis Gonzaga, que suspendió lecciones este lunes, martes y miércoles, informó de que el jueves las clases se reanudarán de forma escalonada para que los grupos reciban los lineamientos de seguridad en el gimnasio del liceo, donde no cabe toda la población estudiantil.

De esta forma, las secciones de sétimo y octavo se presentarán a las 7 a. m., décimo y undécimo a las 9:00 a. m. y noveno a las 10:30 a. m.

“Me parece que esta causa es para que no solo en las escuelas y colegios, sino en muchas instituciones realicen protocolos y los agreguen en los planes de emergencia para casos como estos”, apuntó Fernando Alvarado, el presidente de la junta administrativa de la institución, quien espera que pronto los investigadores judiciales anuncien la veracidad de las amenazas.

Alvarado añadió que este miércoles el colegio anunciará, a las 10 a. m. en conferencia de prensa, las medidas a tomar.

Sin embargo, Dinorah Castro, trabajadora social de la Dirección Regional del Ministerio de Educación Pública (MEP) en Cartago, adelantó este lunes que se harán revisiones de bultos. Además, se valora contratar seguridad privada y comprar dispositivos para detectar armas y metales.

La madre de una joven de sétimo año, que prefirió no dar su nombre, manifestó que “lamentablemente con ese comentario queda al descubierto la vulnerabilidad que tienen nuestros chicos, ya que tienen que desplazarse de un edificio a otro. Si algo de eso sucediera no tendrían ni necesidad de entrar al colegio porque los chicos se la pasan en constante movimiento en las calles aledañas".

"Mi hija dice que sí siente temor, ya que no se siente tan segura como antes y que varios de sus compañeros no quieren asistir al colegio porque sienten el mismo temor. Nosotros le decimos que esté atenta por si observa algo fuera de lo normal, que sea más desconfiada y que observe su entorno”, afirmó la madre.

Una alumna de undécimo año, que tampoco quiso ser identificada, indicó que “la verdad siento que es una broma, pero igual se siente un temor, ya que poner tanta explicación a lo que tenía pensado hacer, lo hace ver muy cierto. De mi parte y de mis compañeros, la mayoría no sentimos temor, pero con respecto a los papás, sí hay varios que no los quieren mandar al colegio hasta que se resuelva todo”.