Por: Patricia Recio 20 febrero, 2015
Veinte cantones tienen policías municipales. | ARCHIVO
Veinte cantones tienen policías municipales. | ARCHIVO

Los policías municipales no solo procurarán mantener el orden en sus cantones, sino también el cumplimiento de la ley de tránsito.

Esto será posible mediante un acuerdo entre el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL).

El director de Tránsito, Mario Calderón, explicó que los efectivos locales podrán realizar operativos de regulación y sancionar a conductores mal estacionados o sin dispositivos de seguridad.

“En lo que no tendrían competencia es en la atención de accidentes de tránsito”, añadió Calderón.

Los cantones La Unión y Belén ya echaron a andar un plan piloto, por lo que los policías municipales ya sancionan.

También están proceso de capacitación los agentes de la Municipalidad de Cartago, mientras que los ayuntamientos de Goicoechea, Heredia, San Rafael de Heredia y Barva realizan las gestiones para acreditarse en el plan.

Los requisitos son contar con una policía municipal en operación, una certificación con los límites del cantón y un espacio físico que sirva de depósito de vehículos.

Además, los aspirantes deben realizar un curso impartido por la Escuela de Capacitación de la Policía de Tránsito, con una duración de tres meses.

Sebastián Urbina, viceministro de Transportes, informó de que el 40% de lo recaudado por infracciones les corresponderá a las municipalidades y el restante 60% deberá trasladarse al Consejo de Seguridad Vial (Cosevi).

Urbina destacó los beneficios del acuerdo, sobre todo porque la Policía de Tránsito carece del personal para hacer los operativos necesarios.

Actualmente, 20 cantones cuentan con policías municipales, por lo que podrían optar por acreditar oficiales de tránsito.

Para Rolando Rodríguez, presidente de la UNGL, estas nuevas facultades para los funcionarios de gobiernos locales les permitirá tener ciudades más organizadas.